Europa analiza recortes al IVA

Los países del bloque podrían aplicar un ajuste en sus impuestos a partir del 2011; las naciones podrían cobrar una tasa reducida de IVA del 5% a varios productos y servicios.
BRUSELAS (CNN) -

Todos los países miembros de la Unión Europea podrían reducir sus Impuestos sobre el Valor Agregado (IVA) en una serie de servicios locales, desde las peluquerías a los restaurantes, según las propuestas publicadas el lunes por la Comisión Europea.

Los estudios mostraron que una reducción del IVA en servicios locales probablemente no afectaría a la competencia ni dañaría el mercado interno de las 27 naciones, indicó la Comisión.

El comisario fiscal de la UE, Laszlo Kovacs, está intentando convertir los permisos temporales para recaudar tasas reducidas en un sistema coherente y permanente, para que todos los países tengan la oportunidad de obtener impuestos reducidos en algunos bienes y servicios si así lo quieren.

Los permisos actuales para recaudar impuestos reducidos en servicios locales y de trabajo intensivo, usados en 18 países, expiran en 2010. El IVA es del 15%. Hace falta unanimidad de los países de la UE para adoptar el proyecto de Kovacs, pero Alemania ha dicho a menudo que se opone a tasas reducidas.

Kovacs se muestra optimista respecto a que los ministros de Economía puedan adoptar la medida para mediados de 2009, para que entre en vigor en 2011, ya que ningún país está obligado a introducir tasas reducidas.

"Dados los déficits presupuestarios, debería seguir siendo optativo, para que si un país no puede afrontarlo hoy pueda hacerlo mañana", dijo Kovacs a los periodistas.

Francia y Reino Unido querían que Kovacs incluyera los productos de eficiencia energética, como las bombillas de bajo consumo, en la lista publicada el lunes. Kovacs dijo que eran necesarios más estudios y que este sector del mercado se incluiría en un segundo paquete en otoño boreal.

El grupo de pequeñas empresas UEAPME dijo que la propuesta del lunes pondría fin a años de incertidumbre y soluciones temporales.

Según las propuestas, los países podrían cobrar una tasa reducida de IVA del 5% a los siguientes productos y servicios:

  • A todo el sector de la construcción y suministros, borrándose cualquier referencia a las políticas sociales. También incluiría renovación, reformas y limpieza.
  • Reparaciones mínimas a bicicletas, además de arreglos de zapatos, ropa, informática y relojes.
  • Restaurantes y servicios de catering. Once países redujeron los tipos a comidas y, según la propuesta, los restaurantes deben cobrar al menos el tipo estándar de IVA al alcohol consumido en una comida
  • Jardinería.
  • Limpieza en general, planchado y lavado.
  • Productos de higiene como pañales, además de peluquería, estética, equipamiento médico para los minusválidos.

Los productos con un tipo fiscal cero, como las ropas para niños en Reino Unido, no resultarán afectados.

Kovacs dijo que después de un segundo paquete de asuntos energéticos para el otoño, un tercero relativo a DVDs, música, películas y difusión de televisión y radio vendrá después.

Ahora ve
No te pierdas