La crisis puede empeorar: JP Morgan

El líder del banco dijo que la respuesta de los reguladores ante la crisis ha sido la apropiada Jamie Dimon indicó que el futuro de EU es brillante, pero que habrá sufrimiento en el corto pla
ARLINGTON, EU (CNN) -

El presidente ejecutivo de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, dijo que el que se hayan resuelto algunos problemas en los mercados de crédito no significa que la situación no pueda empeorar.

Dimon, que intervino en un foro sobre crédito hipotecario patrocinado por la Corporación Federal de Seguros de Depósitos en Washington, dijo que los bancos de inversión no son tan grandes como para no caer, y añadió que la respuesta de los reguladores estadounidenses a la crisis del crédito ha sido la apropiada.

"Creo que tenemos serios problemas por enfrentar", dijo. "La cosas podrían empeorar", añadió.

El ejecutivo, de cuya firma se espera la compra de un banco regional, dijo además que una norma contable conocida como FAS-157 hará más difíciles las fusiones y adquisiciones bancarias.

La norma forzaría a un comprador a amortizar a los activos de un banco al que apunta, incluso si los préstamos y títulos son sólidos, para reflejar los valores del mercado.

En algunos casos, señaló Dimon, un banco tendría valores negativos bajo una contabilidad a precios diarios de mercado, por lo que fuerza al comprador a juntar más capital.

Dimon dijo que el futuro de la economía estadounidense es brillante, pero que habrá más sufrimiento en el corto plazo.

El ejecutivo pronosticó que los bancos comerciales y regionales y los empleos de los ciudadano serán los próximos asuntos problemáticos.

En cuanto a la repuesta de los reguladores de Estados Unidos, Dimon dijo que los altos funcionarios se han desempeñado bien dentro de las limitaciones de la ley.

"Creo que el Gobierno está tomando las políticas monetarias y fiscales que, en mi opinión, son las apropiadas en este punto", dijo.

En marzo, la Reserva Federal de Estados Unidos colaboró con la adquisición del fallido banco de inversión Bear Stearns por JPMorgan, garantizando una línea de crédito de 29,000 millones de dólares.

Dimon dijo que el gobierno estaba en una posición difícil y no tenía las herramientas adecuadas para una liquidación ordenada de los activos de Bear Stearns.

El ejecutivo también dijo que apoya una idea reflotada por los reguladores bancarios de permitir que el Gobierno actúe como receptor de un banco de inversión en caída, y que establezca un banco-puente para liquidarlo de forma ordenada.

En el país, ya existe un modelo similar para bancos comerciales.

"El gobierno puede tomar la institución, borrar a los accionistas y luego lidiar con la deuda de una manera apropiada", aseguró.

"Es complicado, pero necesitamos esa opción. No son tan grandes como para no fracasar", añadió.

Ahora ve
No te pierdas