Crudo recorta pérdidas, baja 4.5 dólares

Los petroprecios caen por segunda jornada consecutiva debido al aumento en los inventarios de E el petróleo se ubica en 134.20 dólares, después de haber descendido hasta 6 dólares por la maña

El petróleo caía fuertemente este miércoles por segunda jornada consecutiva, luego de que datos del Gobierno estadounidense mostraron un imprevisto aumento en los inventarios de crudo y una persistente débil demanda en el mayor consumidor mundial de energía.

El retroceso de los precios, que representó la mayor caída en términos porcentuales en dos sesiones desde enero del 2007, ayudó a que las acciones en Wall Street recuperen parte del terreno perdido en los últimos días, ante los temores sobre la salud del sector bancario de Estados Unidos.

El crudo estadounidense cedía 4.54 dólares, a 134.20 dólares el barril.

En Londres, el crudo Brent retrocedía 3.33 dólares, a 135.42 dólares el barril.

Las pérdidas del miércoles se dieron luego de que la Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés) precisara que los inventarios de crudo crecieron en 3 millones de barriles, lo que contrarrestó las previsiones de los analistas, que apuntaban a un declive de 2.1 millones de barriles.

Además, las existencias de gasolina aumentaron en 2.4 millones de barriles, cuando los analistas anticiparon una reducción de 400,000 barriles, mientras que los suministros de los destilados crecieron en 3.2 millones de barriles, por encima del aumento de 2 millones estimado por los analistas.

"Los aumentos generalizados (informados por) la EIA son los datos sobre los inventarios más bajistas que hemos visto en mucho tiempo", dijo John Kilduff, vicepresidente senior de MF Global en Nueva York.

El ampliamente esperado informe gubernamental también mostró que la demanda estadounidense de productos derivados se ubicó un 2% por debajo del nivel del año pasado, otra señal de que los altos precios están erosionando el consumo de combustibles.

El mercado también era presionado por la noticia de que Estados Unidos planificaba enviar un negociador a las conversaciones que sostendrán este fin de semana Irán e importantes potencias sobre el programa nuclear de Teherán, según informó un funcionario estadounidense de alta jerarquía.

Washington había dicho anteriormente que no se involucraría en ninguna prenegociación salvo que Irán abandonara el enriquecimiento de uranio. Las tensiones entre la nación miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Occidente han apuntalado a los precios del crudo.

Los inversores han destinado este año dinero al petróleo y a las materias primas en busca de una protección contra la inflación y el debilitamiento del dólar, lo que ha ayudado a impulsar al crudo en cerca de un 50% desde que arrancó el 2008, a un récord de más de 147 dólares el barril alcanzado en julio.

Arabia Saudita, el mayor exportador mundial de crudo, desea que los precios estén en un nivel más bajo, dijo el rey Abdullah en una entrevista concedida a un diario italiano.

"Cuando el precio del petróleo oscilaba alrededor de los 100 dólares el barril, ya estábamos descontentos. Imagínese cómo nos sentimos ahora, cuando se habla hasta de 200 dólares", precisó el rey saudita.

Ahora ve
No te pierdas