EU y Europa luchan contra la inflación

El alza de precios toma fuerza y amenaza con intensificarse durante el verano a causa del petró la inflación en EU alcanza un 5% y en la zona euro los precios han aumentado al 4% a tasa anual
Los altos costos de alimentos y combustible ponen en alerta
WASHINGTON (CNN) -

La inflación está tomando fuerza en Estados Unidos y Europa y es posible que la presión se intensifique durante el verano, ya que los altos precios del petróleo se filtran a los productos básicos que los consumidores compran normalmente.

La inflación de Estados Unidos se aceleró en junio a su ritmo más fuerte desde el 2005, cuando los precios del petróleo se dispararon tras la presencia del huracán Katrina. Sobre una base interanual, el índice de precios al consumidor registró un aumento de 5% el mes pasado.

"Lo mejor que se puede decir acerca de esta cifra es que son los datos de sólo un mes", dijo Michael Feroli, economista de JP Morgan en Nueva York.

"La actual tasa de inflación no está lo que técnicamente se consideraría 'galopando', pero ciertamente está avanzando a un ritmo bastante bueno", agregó.

En tanto, los altos costos de los alimentos y el combustible llevaron a la inflación en la zona euro a un 4% el mes pasado, una cifra que duplica el objetivo del Banco Central Europeo, dijo el miércoles la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

"Seguimos esperando que la inflación se acelere a alrededor de un 4.3% durante el verano. Para agosto, esperamos un máximo de 4.3%, nuevamente con los precios de los alimentos y la energía contribuyendo al repunte", dijo Sunil Kapadia, economista de UBS.

Tanto el BCE como la Reserva Federal están enfocados en mantener la inflación bajo control y, por ello, para ambos bancos centrales las cifras resultan particularmente problemáticas, ya que gran parte de las presiones de precios provienen de cosas que la política monetaria no puede controlar.

Este mes, el BCE subió sus tasas de interés en un cuarto de punto porcentual, mientras que durante junio la Fed mantuvo estable el costo del crédito en Estados Unidos.

Ninguno de los dos bancos centrales está en posición de subir fuertemente las tasas mientras que el crecimiento económico se mantenga flojo a causa de la crisis global de crédito y los débiles mercados inmobiliarios en Estados Unidos y España.

El miércoles, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, se enfrentó a un duro interrogatorio de parte de los miembros de una comisión de la Cámara de Representantes acerca de cómo pensaba el banco central contener la inflación sin perjudicar un ya debilitado crecimiento económico.

"El enorme salto en los precios del petróleo (y) otras materias primas se debe, en ciento grado, a factores reales que están fuera del control de la Reserva Federal", dijo Bernanke. "La Reserva Federal no puede generar otro barril de petróleo", agregó.

Los precios del petróleo han bajado esta semana, pero se mantienen muy por sobre los niveles del año pasado, lo que significa que las empresas están pagando más por las materias primas, las producciones y el envío.

Una economía débil limita cuánto de esos costos se traspasa a los consumidores, pero las empresas están claramente intentando recuperar parte de ellos.

"La aceleración en junio de la tasa (de inflación) subyacente da un indicador adelantado de que el aumento en los costos de la energía y otras materias primas está traspasándose hacia los precios al consumidor", dijo Kenneth Beauchemin, economista de Global Insight en Lexington, Massachusetts.

Ahora ve
No te pierdas