Fusiones de AL ayudarían a mercados

Analistas consideran que las uniones empresariales de la región apoyarían la oferta de acciones prevén que las adquisiciones empresariales superarán los 114,400 mdd logrados en 2007.
SAO PAULO (CNN) -

Un récord de adquisiciones en América Latina en el 2008 debería compensar un desplome de las ofertas públicas de acciones, ayudando a los bancos de inversión a registrar sólidos aumentos de sus ingresos, según las principales firmas de valores de la región.

Compañías metalúrgicas y mineras, minoristas, fabricantes de bienes de consumo y productores de energía están aprovechando el aumento de los precios de las materias primas y la expansión de la economía de la región para hacer compras.

La tendencia en América Latina, donde las fusiones y adquisiciones casi se duplicaron en el primer semestre, contrasta con la del resto del mundo, que ha visto una declinación en el volumen de absorciones debido a la crisis crediticia y a preocupaciones sobre la economía de Estados Unidos.

"El año ha comenzado con una extremadamente fuerte actividad de fusiones y adquisiciones", dijo José Olympio Pereira, jefe de banca de inversión en Brasil de Credit Suisse. "El sector de recursos naturales está hirviendo", agregó.

Credit Suisse es el principal asesor en fusiones en América Latina, seguido por Goldmand Sachs y Citigroup. Las tres compañías ven una aceleración de la actividad en el segundo semestre.

Las ventas de acciones, que cayeron cerca de un 30% en el primer semestre, deberían ganar ímpetu al atraer las compañías a los inversores movidos por la liquidez con megaofertas.

El volumen de fusiones anunciadas en el primer semestre en América Latina saltó a 85,400 millones de dólares, desde los 42,900 millones de hace un año, según datos de Thomson Reuters. A ese ritmo, las adquisiciones superarán los 114,400 millones del 2007 y el récord de 158,600 millones de dólares del 2006.

El avance de la región se compara con una caída del 36% de las adquisiciones a nivel mundial, a 1.57 billones de dólares, en el mismo período.

Las compañías latinoamericanas tienen fluidez, con caja y capital de fondos de pensiones y mercados de deuda local ampliamente disponibles.

Las firmas privadas de inversiones nuevas en la región también son una importante fuente de financiamiento para los negocios, apostando a que el crecimiento de los países, desde Brasil a Colombia y México, superará al de las economías más desarrolladas.

"Esto se ha convertido casi como en una bola de nieve", dijo Eduardo Centola, uno de los jefes de banca de inversión de Goldman Sachs en América Latina.

"Alcanzamos un nivel en que cuanto más acuerdos se hacen, más interés se crea en inversores que todavía no han colocado aquí y eso, a su vez, genera más acuerdos", agregó.

Materias primas fuertes

Citigroup ve a Colombia como el mercado más activo de la región en términos de crecimiento de las fusiones, mientras que Goldman Sachs <GS.N> espera que cada país de América Latina con exposición en materias primas continuará expandiéndose.

Las tres firmas ven los segmentos de recursos naturales, metales y minería al frente del aumento de la actividad de adquisiciones, pero también activos a los de bienes de consumo y minoristas.

Credit Suisse y Citigroup también prevén una aceleración en el sector de telecomunicaciones, al adquirir las compañías telefónicas a proveedores de televisión por cable y pequeños rivales locales para expandir sus servicios.

Debido a su exposición a las materias primas, las empresas latinoamericanas son especialmente vulnerables a la volatilidad de ese mercado, aunque los precios deben permanecer altos por ahora, dijeron los banqueros.

"Existe el riesgo de que los precios de las materias primas caigan en algún momento", dijo Carlos Vara, uno de los jefes de banca de inversión de Citigroup.

"No preveo eso en el corto plazo, no con la debilidad del dólar. Al final lo harán, pero eso no significa que estemos dentro de una burbuja de materias primas", agregó.

En relación con las ofertas públicas iniciales de acciones, ItauBBA, la unidad mayorista de Ita, ubicada segunda en suscripción de títulos en la región, apuesta a un rebote para fin de año.

Credit Suisse, número tres en suscripción de títulos, observa una demanda en el mercado por grandes ventas de papeles que ofrezcan alguna liquidez a los inversores.

Las compañías latinoamericanas vendieron 11,500 millones de dólares en acciones en el primer semestre del 2008, comparado con 17,100 millones en igual período del año pasado.

En Brasil, la mayor máquina de crecimiento de la región, las ventas de acciones cayeron a 15,000 millones de reales (9,500 millones de dólares), desde los 27,000 millones de reales en el primer semestre del año pasado, en medio de preocupaciones sobre una desaceleración de la economía de Estados Unidos.

El inicio del segundo semestre del 2008 señala que puede haber un vuelco en la venta de acciones. Ofertas tales como la de la semana pasada, de 12.500 millones de dólares de la compañía minera Vale, la mayor jamás hecha en Brasil, muestra que la demanda puede crecer.

"La cuestión de liquidez, de tener una oferta lo suficientemente grande, es extremadamente importante", dijo Jean Marc Etlin, jefe de banca de inversiones de ItauBBA. "Estamos optimistas, tenemos un buen horizone al frente", agregó.

Ahora ve
No te pierdas