Bush alista ley de rescate inmobiliario

El presidente prepara la medida para enfrentar la crisis que atraviesa el mercado hipotecario; la Cámara de Representantes tiene previsto votar este miércoles la legislación.
George W. Bush busca aplicar medidas para aminorar el impact
WASHINGTON (CNN) -

El presidente estadounidense, George W. Bush, convertirá en ley un paquete de rescate del sector inmobiliario, pese a las objeciones por una cláusula para proveer subsidios a comunidades para comprar y reparar casas ejecutadas por los bancos, dijo el miércoles la Casa Blanca.

Bush hará un lado las objeciones debido a que la legislación se necesita rápidamente para enfrentar la crisis del mercado inmobiliario, precisó la portavoz Dana Perino.

"No creemos que tengamos tiempo para una lucha prolongada por un veto", sostuvo Perino.

Estaba previsto que la legislación sea votada este miércoles en la Cámara de Representantes.

Wall Street se emborrachó

El presidente estadounidense, George W. Bush, tiene una explicación para el colapso del mercado inmobiliario que sumió a la economía global en una etapa de inestabilidad: Wall Street se emborrachó.

"No hay dudas sobre eso. Wall Street se emborrachó", dijo Bush el viernes en un evento privado en Houston. "Se emborrachó y ahora tiene la resaca. La pregunta es por cuánto tiempo se mantendrá sobria, sin intentar hacer todos estos instrumentos financieros sofisticados", agregó.

Las declaraciones de Bush fueron grabadas por un teléfono celular con cámara y publicadas en YouTube.

Bush se encontraba en Houston para recaudar dinero para el candidato republicano al Congreso Pete Olson.

El video muestra al mandatario bromeando con una multitud amistosa sobre cómo sera su vida cuando en enero abandone la Casa Blanca.

"Tenemos un problema inmobiliario", admitió Bush. "No en Houston, evidentemente no en Dallas, porque Laura (su esposa) está allí tratando de comprar una casa", dijo.

Bush reveló que su esposa ya no quiere vivir en el rancho rural de Crawford, en Texas.

"A mí me gusta Crawford, lamentablemente tras ocho años de pedirle que se sacrificara, ya no soy yo el que toma las decisiones. Le dije 'Querida, hemos estado recibiendo pagos del gobierno por 14 años, anda despacio'', contó Bush.

Ahora ve
No te pierdas