Fortaleza del peso, arma de doble filo

La debilidad del dólar frente a la divisa mexicana impulsa las importaciones e ingresos petrole sin embargo podría representar una pérdida de competitividad para las empresas mexicanas.
La fortaleza del peso respecto al dólar podría extenderse ha
Verónica Reynold
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La fortaleza del peso mexicano respecto al dólar puede convertirse en un arma de doble filo para las importaciones, exportaciones e ingresos petroleros, coincidieron analistas.

El peso se apreció ayer un 0.71% con lo que alcanzó su mejor nivel desde el 2002 y la moneda local avanzó 7.20 centavos, a 10.0710/10.0730 por dólar, su mejor nivel desde el 28 de octubre del 2002.

La ventaja de un peso fuerte para las importaciones es que éstas se abaratan, lo que a su vez estimula el consumo en el país, aunque en el largo plazo podría provocar un aumento en la inflación, argumentó José Miguel Torres González, coordinador de Estudios Económicos y Sociales de Banamex.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) en julio subió 0.42%, lo que ubicó a la inflación general anual en 4.14%, cifra mayor al 3.98% de junio y superior a la estimada por analistas, de acuerdo con los últimos datos de Banxico.

Sin embargo, para las exportaciones se vuelve una desventaja al aumentar sus costos, lo que a su vez afecta la competividad de las empresas en el país y se corre el riesgo de que se amplíe aún más el diferencial con las importaciones, agregó Torres.

Las importaciones de enero a mayo de este año registraron un valor 125,903 millones de dólares, lo que implicó un incremento de 15.4%, mientras que las exportaciones ascendieron en 123,107 millones, un avance de 17.1%, de acuerdo con la última información de la Secretaría de Hacienda.

De ahí que lo que se exportó da un déficit comercial acumulado de 2,796 millones de dólares en los primeros cinco meses del año, detalló la dependencia.

En los ingresos petroleros, si bien éstos van al alza aún con las bajas que el precio de la mezcla ha registrado en las últimas semanas, en términos reales estos pudieran verse disminuidos ante la debilidad del dólar lo que representará menores recursos al país, comentó el especialista de Banamex.

Hasta el momento, la balanza de pagos no se ha visto afectada por esta fortaleza de la moneda, ya que se prevé que el déficit vaya ser financiado sin ningún problema con recursos de largo plazo a través de la inversión extranjera directa, comentó por us parte Salvador Orozco, especialista de Mercado de Dinero de Santander.

Se tiene, por un lado, el buen comportamiento de las cuentas externas y, por el otro, los niveles de los precios del petróleo, que ayuda no sólo a la balanza comercial sino también a la acumulación de reservas, que han alcanzo un nivel récord cercano a los 87,000 millones de pesos producto de la venta de dólares de Pemex al Banco de México, manifestó.

“Fundamentalmente, el tipo de cambio se ve bien, al menos por el lado de la economía real, a lo que se suma la política monetaria más restrictiva del Banco de México que ha hecho que se tenga un diferencial de tasas importante respecto a países como Estados Unidos, lo que alienta la inversión extranjera en el mercado de bonos”, detalló.

El viernes pasado, el Banco de México elevó 25 puntos base su tasa de interés referencial para ubicarla en 8%, mientras que en Estados Unidos este rédito se encuentra en los niveles del 2%.

La pérdida de competitividad no se ha dado, pues las exportaciones en el sector manufacturas lo demuestran al registrar crecimientos cercanos del 10%, gracias a la devaluación del dólar respecto a otras monedas, destacó.

Este hecho, ha permitido que México diversifique su mercado, ya que mientras hace un año las exportaciones hacia Estados Unidos eran de 90% con la devaluación del dólar están han disminuido en un 80% para dirigirse a otros países, añadió el especialista de Santander.

El riesgo de corto plazo es que hubiera una baja abrupta en el precio del crudo, lo cual no se ve, y que hubiera una salida de inversionistas extranjeros de los mercados de deuda mexicano, lo que tampoco se ha visto.

Actualmente, en la parte de bonos a tasa fija hay cerca de 25,000 millones de dólares invertidos, mientras que el monto de inversiones foráneas en instrumentos del gobierno es de 290,905 millones de pesos, especificó.

Los analistas coinciden en que el peso mantendrá su fortaleza respecto al dólar en lo que resta del año, para ubicarse en niveles cercanos a 10.00 por unidad.

Ahora ve
No te pierdas