El rebote de los petroprecios

La especulación seguirá moviendo el valor del barril de crudo debido a problemas geopolíticos; una menor demanda de países de mayor consumo del energético empieza a equilibrar el mercado.
Los precios del crudo seguirán su tendencia alcista, pero le  (Foto: )
Verónica Reynold
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El repunte en los precios del crudo no ha llegado a su fin, pero cada vez se ve más lejos la posibilidad de que el energético alcance los 200 dólares este año, coincidieron analistas.

Los futuros de petróleo estadounidense registraron en las últimas semanas una baja de 22 dólares respecto a su máximo de 147 dólares por barril alcanzado el 11 de julio pasado.

Para el caso de la mezcla mexicana, el descenso ha sido de casi 18 dólares tras registrar un precio récord de 132 dólares el barril.

“Este desinfle de los precios es sólo momentáneo, ya que las alzas en los precios del crudo se deben más a problemas geopolíticos que por efectos de oferta y demanda”, dijo Francisco Gutiérrez, economista en jefe de Scotiabank México, el sexto grupo financiero más importante en el país por activos.

Los petroprecios actualmente están muy vinculados con la parte especulativa, de ahí que mientras siga habiendo noticias relacionadas con conflictos bélicos en países productores, tal es el caso de Irán o Nigeria, el valor del energético seguirá a la alza, explicó Jonathan Heath, economista en jefe para América Latina de HSBC México.

“Este tipo de noticias ha ocasionado que los países consumidores aumenten en gran escala sus reservas para hacer frente a contingencia, lo que ha ocasionado que el precio del petróleo suba mucho más de lo que indicaría un análisis de oferta y demanda”, agregó el especialista.

Sin embargo, sí se puede prever que ha quedado atrás la tendencia alcista que apuntaba a que los petroprecios se enfilaban hasta los 200 dólares.

“Ahora lo que estamos viendo es que se está desinflando la burbuja de esa sobre reacción del mercado y que el precio está regresando a un nivel más sustentable en el mediano plazo”, agregó Heath.

Una menor demanda por parte de Estados Unidos y Europa y la disponibilidad de países integrantes de la OPEP, como Arabia Saudita, el principal productor de crudo en el mundo, de aumentar su producción han disminuido este efecto especulativo, refirió Ignacio Zedillo, especialista de crudo de Bursamétrica.

En el caso de México, la mezcla mexicana descendería a niveles de entre 70 y 90 dólares por barril, un precio que seguiría beneficiando al país, al ubicarse aún por arriba del estimado por Hacienda para el presupuesto de este año, de acuerdo con Francisco Gutiérrez de Scotiabank.

El reciente descenso en los petroprecios permite disminuir las presiones inflacionarias tanto a nivel mundial como internas, a través de la baja de los costos de las empresas, explicó.

El incremento de los energéticos explica en parte el ciclo mundial de desaceleración económica que se vive, pues ante el alza de los costos de las empresas éste se ha trasladado al consumidor final.

Ejemplo de ello son las aerolíneas, que debido al aumento del precio de la turbosina, muchas de las empresas han tenido que cancelar rutas, aumentar los precios de los boletos y cobrar por número de maletas, comentó Ignacio Zedillo.

No obstante, esta tendencia a la baja tardará algunos meses en reflejarse en beneficio de las empresas, sobre todo por el clima de incertidumbre ante los problemas geopolíticos entre Irán y Estados Unidos y Nigeria.

Ahora ve
No te pierdas