Ronda OMC, al borde del abismo

Las negociaciones comerciales se salvan de un fracaso inminente, pero siguen en riesgo; los países en desarrollo como China e India están enfrentados con Estados Unidos.
GINEBRA (CNN) -

Las conversaciones para rescatar la ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC) volvieron del borde del abismo el martes por las medidas destinadas a ayudar a que los países pobres protejan a sus agricultores, pero seguían en zona de riesgo.

Los países en desarrollo como China e India están enfrentados con los exportadores de alimentos como Estados Unidos por la cuestión de las salvaguardas contra los aumentos fuertes de las importaciones de alimentos.

Además, siguen sin resolverse las diferencias sobre varias otras partes fundamentales de un acuerdo.

Los ministros dicen que tratarán de encontrar la forma de salir del estancamiento mientras comenzaba el noveno día de discusiones, el encuentro ministerial de la OMC más largo que se recuerde, según autoridades comerciales.

Pero los funcionarios advertían también que el fracaso era una posibilidad real.

"Si la gente no quiere este acuerdo, no habrá un acuerdo mejor y sólo nos resta considerar, si esto fracasa, qué perderán", dijo el comisario de Comercio de la Unión Europea Peter Mandelson a los periodistas mientras se dirigía a las negociaciones.

Las charlas destinadas a salvar la ronda de Doha, que ya lleva siete años, habían estado a "un minuto" de ser canceladas en las primeras horas del martes por el tema de las salvaguardas, dijo un funcionario comercial.

Pero luego se lanzó un nuevo esfuerzo para encontrar un compromiso.

Las negociaciones para un acuerdo comercial global que reduzca las barreras a las exportaciones empezaron en el 2001, poco después de los atentados del 11 de septiembre contra Estados Unidos, con la esperanza de alentar a la economía global y ayudar a los países pobres.

Estas discusiones han pasado de una crisis a otra desde entonces, y se arriesgan a un nuevo aplazo de años si ahora no se produce un avance superador, debido a las elecciones presidenciales de Estados Unidos y otros factores.

Negociadores de Estados Unidos, China e India seguían atrincherados en sus posiciones con respecto a los detalles de un "mecansimo especial de salvaguardas" contra los aumentos de las importaciones de productos alimentarios, como el arroz.

La propuesta también enfrenta a los exportadores agrícolas en desarrollo como Paraguay y Uruguay contra otras naciones pobres, preocupadas por la supervivencia de sus granjeros, especialmente en Asia.

China, la nueva potencia exportadora mundial, que participa por primera vez en una ronda de negociación de la OMC, acusó a Estados Unidos de hacer demandas excesivas a los países en vías de desarrollo.

"La esencia de las actuales dificultades serias que han surgido en las negociaciones de la ronda de Doha es que, después de haber protegido sus propios intereses, Estados Unidos está pidiendo un precio tan alto como el cielo", dijo el ministro de Comercio chino Chen Deming el lunes por la noche, citado por la agencia de noticias Xinhua.

Aumentando las preocupaciones de que puedan desintegrarse los difíciles compromisos que rescataron a las negociaciones la semana pasada, nueve Estados de la UE -un tercio del total, incluyendo a Francia- exigieron el lunes mejores términos para el bloque.

Ahora ve
No te pierdas