El BM lanza apuesta por infraestructura

La entidad contempla invertir hasta 72,000 mdd en estos proyectos en el periodo 2009-2011; los recursos ayudarán a construir carreteras y vías ferroviarias en países en desarrollo.

El Banco Mundial (BM) dio a conocer este miércoles un plan de acción a cuatro años, en el que aumenta significativamente sus préstamos y amplía su consejo de satisfacer la necesidad de carreteras, vías ferroviarias, electricidad y agua en los países en desarrollo.

El plan considera aumentar la inversión en infraestructura a entre 50,000 y 72,000 millones de dólares en el periodo entre el 2009 y el 2011, en comparación con los 41,000 millones destinados durante los últimos cuatro años.

El Banco Mundial estima que, mediante sus inversiones, puede movilizar entre 109,000 y 149,000 millones de dólares adicionales para proyectos de infraestructura, trabajando junto al sector privado y los países donantes.

Este es el primer plan integral presentado por un recientemente fusionado departamento, que espera poner más énfasis en equilibrar las necesidades de desarrollo con los peligros medioambientales que vienen ligados a la apertura de nuevas rutas de transporte o la construcción de centrales energéticas.

Jamal Saghir, director de la oficina de energía, transporte y agua en el Banco Mundial, dijo que la institución podría apalancar su financiamiento para poner en movimiento fondos adicionales para infraestructura.

Saghir dijo también que, pese a los actuales 13,000 millones de dólares al año agregados por el Banco Mundial para gastos en infraestructura, aún no es suficiente para satisfacer la demanda de 900,000 millones al año en inversión en dicho sector.

"El financiamiento es parte de lo que hacemos, pero no es todo. También es importante para el Banco Mundial seguir comprometido con el diálogo", dijo.

Si bien el Banco Mundial sigue siendo un importante patrocinador de los proyectos de infraestructura en los países en desarrollo, superpotencias emergentes como China también están tomando un papel principal en el financiamiento de proyectos energéticos y de transporte en África.

Con las economías africanas creciendo en promedio a más de 5% al año, su necesidad de mayor inversión y mejor infraestructura ha aumentado.

De acuerdo con el Banco Mundial, la deficiente infraestructura está costando a la región cerca de un punto porcentual en crecimiento del Producto Interno Bruto per cápita al año.

El Banco Mundial indicó que el plan aumentaría la cooperación entre las distintas partes de la institución, particularmente en las inversiones del sector energético en África, que no son sólo difíciles de desarrollar, sino que también costosas.

"Un elemento clave del plan es (...) utilizar productos nuevos que enfrenten los riesgos financieros y no financieros que los inversores enfrentan, y reduzcan los costos generales del proyecto", dijo el Banco Mundial en un comunicado.

Ahora ve
No te pierdas