Adiós a la unanimidad en la Fed

En las últimas 8 sesiones de los miembros se han registrado votos distintos para frenar la cris este periodo de diferencias es el más largo desde 1990, y analistas lo ven como algo positivo.
La Reserva Federal de EU teme que los riesgos inflacionarios
WASHINGTON (CNN) -

Una serie de votos disidentes por parte del presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher, ha llevado a la división más larga desde 1990 dentro del comité de la Fed que fija las tasas de interés.

Fisher fue el único que el martes votó en contra de la decisión de mantener las tasas estables en 2%, inclinándose en cambio por subirlas.

Los últimos ocho encuentros de la Fed terminaron con votaciones divididas, lo que pone de relieve el desafío ante el que se encuentra el presidente de la institución, Ben Bernanke, que enfrenta una crisis inmobiliaria y crediticia al mismo tiempo que lucha contra una inflación en alza.

Los funcionarios de la Fed no votan de manera unánime desde septiembre y Fisher es el que más votos disidentes ha emitido.

"Enfatiza que estamos en un escenario sin precedentes para fijar la política monetaria y que los riesgos de cometer un error -esto es ubicarse en el lado incorrecto del crecimiento o la inflación- podrían ser devastadores", dijo Michael Gregory, economista de BMO Capital Markets en Toronto.

La última vez que el Comité Federal de Mercado Abierto, el órgano de la Fed responsable de fijar las tasas de interés, experimentó más votos disidentes fue entre el 1 de noviembre de 1988 y el 15 de mayo de 1990, en los primeros momentos del mandato de Alan Greenspan, cuando el costo del dinero fue reducido gradualmente.

La Fed advirtió el martes que aunque se mantienen los riesgos sobre el crecimiento económico, el peligro de una mayor inflación "también es una preocupación significativa".

Los altos precios de la energía impulsaron la inflación subyacente de Estados Unidos a un 5%, pero una reciente moderación en el petróleo y otras materias primas podría dar la razón a los pronósticos de la Fed de que la inflación se moderaría en los próximos meses.

Una eventual pérdida de confianza en el compromiso de la Fed para mantener la inflación bajo control golpearía al dólar e impulsaría los rendimientos de los bonos del Tesoro, ya que los inversores demandarían más retornos a cambio de poner su dinero en riesgo. Esto perjudicaría el crecimiento de la economía.

Sin embargo, si los mercados financieros creen que la Fed subirá las tasas para combatir la inflación sin importar su impacto sobre el crecimiento económico, el ajuste en el costo de financiamiento que tendrá lugar cuando los inversores se anticipen a esas alzas de tasas podría estancar la economía de todas formas, empeorando las cosas.

"De alguna manera, los disidentes están ayudando" a Bernanke, dijo Mark Vitner, economista de Wachovia en Charlotte, Carolina del Norte. "Sin los disidentes, la Fed perdería credibilidad", sostuvo.

Algunos observadores de la Fed habían estimado que podría haber hasta tres votos disidentes en el encuentro del martes: Fisher y los presidentes de la Fed de Filadelfia y de Minneapolis, Charles Plosser y Gary Stern, respectivamente.

Estos funcionarios habían mantenido una dura retórica contra la inflación en sus declaraciones públicas.

Pero una fuerte caída en el precio del petróleo desde el encuentro de la Fed en junio podría haber suavizado la preocupación de los funcionarios sobre la inflación, al tiempo que datos mixtos sobre la economía real indican que el crecimiento podría debilitarse en el segundo semestre.

Bernanke recibió un respaldo extra el martes con la asunción de la nueva gobernadora de la junta de la Fed Elizabeth Duke, que votó junto con la mayoría en el primer día en su puesto.

El quinto voto disidente de Fisher, en forma consecutiva, marcó el período más largo de votos en contra por parte de un funcionario desde una serie de decisiones disidentes por parte de Nancy Teeters en 1981.

Teeters, la primera mujer en integrar la junta de gobernadores en la historia de la Fed, votó en contra de la mayoría en seis oportunidades seguidas, entre el 18 de noviembre de 1980 y el 3 de febrero de 1981.

Ahora ve
No te pierdas