Economía británica, en problemas

La economía en Reino Unido está estancada, la inflación crece con rapidez y el crecimiento es d se prevé que el Banco de Inglaterra mantenga las tasas estables en 5.0% en su próxima reunión.
LONDRES (CNN) -

La economía británica prácticamente se estancó, la confianza del consumidor está por el piso y cada vez es más difícil conseguir un empleo, según mostraron el miércoles diferentes sondeos antes de que el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) comience su reunión mensual de política monetaria.

Los funcionarios del banco central británico tienen que decidir el rumbo de las tasas de interés, en una economía en donde la inflación marcha a su ritmo más rápido desde 1997 pero en la que el crecimiento luce débil.

Los analistas consultados por Reuters esperan de manera unánime que el Banco de Inglaterra deje las tasas estables en 5.0% el jueves.

La economía británica creció a su ritmo más débil en más de tres años en el trimestre a julio, alcanzando una tasa de apenas 0.1%, dijo el Instituto Nacional de Economía e Investigación Social.

Eso siguió a un crecimiento del 0.2% registrado en los tres meses a junio y el Instituto Nacional de Economía e Investigación Social cree que una desaceleración aún más pronunciada es posible en agosto.

"El panorama para el crecimiento sigue deteriorándose, una recesión parece cada vez más inevitable", dijo James Knightley, economista de ING.

"El sector del consumidor está cargando el peso de la crisis crediticia, con una caída en los precios de los activos, un crecimiento real negativo de los salarios y un alza en el desempleo", agregó.

El ánimo de los consumidores se deterioró el mes pasado a su tasa más rápida de la que se tenga registro y tocó un mínimo dentro de la serie estadística, según la sociedad de ahorro hipotecario Nationwide, que mide la confianza de la población británica desde el 2004.

Además, el número de británicos que encuentra un empleo permanente cayó a su ritmo más fuerte desde los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos, dijo la Confederación de Reclutamiento y Empleo.

Una serie de datos económicos débiles han aumentado la posibilidad de que Gran Bretaña entre en su primera recesión -dos trimestres consecutivos de contracción- desde la crisis de comienzos de la década de 1990.

El Consorcio Minorista Británico dijo el miércoles que la inflación anual en los comercios se aceleró a un 3.2% en julio desde un 2.5% en junio, alentada por los precios de los alimentos.

Pero un alza de tasas para combatir la inflación podría profundizar aún más la debilidad de la economía, algo que tiene en mente el Banco de Inglaterra.

En este contexto, se espera que las tasas de interés queden estables con la esperanza de que la debilidad de la economía ayude a moderar la inflación.

Ahora ve
No te pierdas