Economía italiana sufre contracción

El PIB cayó en el segundo trimestre del año, afectando el panorama económico de la eurozona; la economía italiana se redujo 0.3% y registro una expansión anual nula.
ROMA (CNN) -

La economía italiana se contrajo en el segundo trimestre del año, mostraron los datos del viernes, un resultado peor de lo previsto que establece el escenario para lo que según algunos analistas, podría ser un retroceso trimestral en toda la zona euro.

El producto interno bruto (PIB) de Italia, tercera mayor economía de la zona euro, se redujo 0.3% en el segundo trimestre contra el primero y registró una expansión anual nula, dijo ISTAT, la agencia nacional de estadística.

El resultado anual fue el peor desde una contracción de 0.1% en el tercer trimestre del 2003. Además fue la segunda contracción trimestral en tres trimestres, luego de un declive de 0.4% del PIB en los últimos tres meses del 2007.

La mediana de las proyecciones en un sondeo de Reuters entre analistas había apuntado a un crecimiento trimestral del cero por ciento. La mediana de las estimaciones para la expansión anual del PIB era del 0.3%.

"Los datos hablan por sí mismos, son muy débiles y están debajo de nuestras peores expectativas", dijo la analista Chiara Corsa de Unicredit.

Italia es el primer país de la zona euro con una economía relativamente grande en publicar su estimación del PIB del segundo trimestre.

Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea (UE), difundirá su estimación preliminar del PIB para el bloque de 15 naciones en conjunto el 14 de agosto.

Los economistas sondeados por Reuters proyectaron que la zona euro registraría una contracción trimestral del 0.2%.

Los datos de Italia "establecen el tono para el resto de la zona euro, hacen probable que tengamos una contracción para la zona euro en conjunto", dijo Susana García de Deutsche Bank, agregando que la cifra de Italia era ligeramente más floja de lo que ella anticipaba.

Una serie de indicadores desfavorables han empañado el panorama para Italia, que ya desde hace más de una década es una de las economías más lentas de Europa.

La confianza del consumidor se hundió a un nivel cercano al mínimo en 15 años en julio mientras que la confianza empresarial para el mismo mes cayó al menor nivel desde poco después del impacto en la percepción global que habían tenido los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos, según el centro de estudios ISAE.

Ahora ve
No te pierdas