FMI pide a México fortalecer finanzas

El organismo multilateral recomendó a los mexicanos robustecer también la gestión del gasto; además de acelerar la inversión en el sector petrolero para hacer frente a la baja de producció
El FMI advirtió sobre una menor producción petrolera. (Archi
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó a México fortalecer la administración tributaria y la gestión del gasto, para enfrentar una eventual pérdida de ingresos a consecuencia de la caída en la plataforma de producción petrolera.

En el análisis titulado "México: consolidar las reformas para aprovechar todo el potencial", el organismo multilateral hace una serie de recomendaciones para acelerar el crecimiento y reducir la pobreza del país en los próximos años.

Para ello, México deberá actuar en muchos frentes, como acelerar la inversión en el sector petrolero y adoptar importantes medidas encaminadas a proteger las finanzas públicas, tal como lo reconoce el Plan Nacional de Desarrollo.

Para el FMI, es primordial promover inversiones en la industria petrolera del país "que se encuentra en declive", aunque advierte que los beneficios se obtendrán a largo plazo.

De igual modo, considera necesario complementar el equilibrio presupuestario con una reducción constante del gran déficit no imputable al sector petrolero, en momentos de gran incertidumbre del ingreso derivado del crudo.

Además, el organismo financiero subraya la necesidad de fomentar la competencia, en especial en sectores clave como las telecomunicaciones, para generar repercusiones positivas en toda la economía y promover la equidad.

"México debe seguir avanzando para concretar su potencial económico y unirse a los mercados emergentes de rápido crecimiento", expuso el estudio del FMI.

En el documento se reconoce que se registraron importantes avances en combatir la pobreza, pero ésta y la desigualdad siguen siendo elevadas y la productividad debe crecer a un ritmo sensiblemente mayor.

Tras estos retos hay multitud de problemas estructurales, que incluyen insuficiencias en infraestructura y educación, escasa competencia en sectores clave, inflexibilidad del mercado laboral formal, una intermediación financiera aún limitada y un precario imperio de la ley.

Al mismo tiempo, continúa, el gobierno mexicano afrontará el riesgo de una caída sostenida en la producción de petróleo de la que hoy depende más de un tercio del ingreso presupuestario.

Las reservas comprobadas de crudo no llegan a 10 años de producción y el país podría dejar de ser exportador neto en unos cinco años, advierte el FMI.

Ahora ve
No te pierdas