Difícil 2009 para América Latina

S&P consideró que los países de la región son suficientemente fuertes ante la crisis crediticia pero la calificadora está preocupada por las presiones que generan las alzas en precios de insu
El encarecimiento de los productos básicos alimenticios 'peg
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La crisis crediticia que ha hecho tambalear a grandes potencias económicas como Estados Unidos y naciones europeas no ha sido capaz de tumbar a los países de América Latina, que se han mantenido de pie ante los vientos.

La receta del éxito ha sido la estabilidad política, la flexibilidad macroeconómica alcanzada en los últimos años y la creciente demanda de sus exportaciones en materias primas, consideró Standard & Poor’s (S&P).

Pero los vientos aceleran su velocidad y su fuerza y el panorama para la región latinoamericana luce más complicado en 2009.

“La capacidad de los países para mantener su estabilidad frente a la creciente inflación y el empeoramiento de las condiciones externas será puesta a prueba”, alertó la calificadora internacional.

S&P detalló que la mayoría de los bancos centrales de la región han comenzado a subir las tasas de interés para controlar la creciente inflación, que en el pasado ha sido un flagelo para la región, pero esto también dificulta mantener políticas de impulso para el crecimiento económico.

En México, el banco central elevó ya en dos ocasiones su tasa de interés de fondeo de 7.50 a 8.0%, y se proyecta que esta mayor contracción monetaria tenga efectos graduales sobre la inflación en los próximos 18 a 24 meses.

S&P estimó que México también resistirá los embates de la economía mundial el próximo año, aunque con un crecimiento más moderado.

La calificadora advirtió que las industrias mexicanas de consumo, materiales para la construcción y desarrolladores de vivienda ya están mostrando compresión en sus márgenes operativos y también una menor generación de flujo de efectivo.

S&P dijo estar preocupada por la capacidad de las compañías mexicanas para trasladar a los consumidores los mayores precios de las materias primas.

Chile, México, Colombia y Brasil tienen las calificaciones soberanas más altas asignadas por S&P en América Latina. El último de ellos acaba de recibir el grado de inversión haciéndolo aún más atractivo en la región.

Ahora ve
No te pierdas