Fernández arremete contra S&P

La presidenta acusó a la calificadora de querer convencer a argentinos de que están en problema la baja a la nota del país adelantó la compra de títulos de deuda con vencimiento 2008 y 2009.
La presidenta Cristina Fernández convocó para mañana a un ac  (Foto: )
BUENOS AIRES (AP) -

La presidenta Cristina Fernández acusó el miércoles a la calificadora de riesgo Standard & Poor's de querer ''convencer a los argentinos de que estamos en problemas'' mediante la baja a la nota del país, que adelantó la compra de títulos de deuda con vencimiento 2008 y 2009.

Refiriéndose a las compañías calificadoras de riesgo, Fernández dijo que ''son las mismas a las que les pasó por las orejas la crisis de las hipotecas en los Estados Unidos''.

Standard & Poor's bajó el lunes la calificación a Argentina desde B+ a B acorde ''a un más debilitado perfil financiero soberano combinado con un escenario político que se ha deteriorado'', explicó en su informe.

Lo hizo un día después de que el gobierno anunció la puesta en marcha de una nueva ''estrategia financiera integral'', en la que ''el primer paso consiste en intervenir en los mercados a los efectos de adelantar servicios de deuda que deberían afrontarse en los próximos meses y el año que viene'', explicó el ministerio de Economía en un comunicado.

Los activos argentinos se desplomaron la semana pasada ante la preocupación sobre el escenario político y económico local.

Fernández dijo en un acto en la localidad bonaerense de San Martín que ''desde algunos sectores del establishment financiero internacional nunca nos perdonarán haber negociado nuestra deuda de la manera que se hizo y haber recuperado el sistema de decisión de la economía nacional luego de la cancelación de la deuda al FMI'' Fondo Monetario Internacional.

Durante el gobierno de su esposo y antecesor Néstor Kirchner, Argentina reestructuró en 2005 con acreedores privados la deuda en suspensión de pagos desde 2001 y luego canceló sus obligaciones con el FMI en 2006.

Tiene pendiente una deuda de unos 6,000 millones de dólares con el Club de París.

La presidenta agregó que ''creen que es posible reintentar viejas fórmulas que fueron dejadas de lado no sólo por quienes tuvimos responsabilidad de dirigir el país sino también por todos los argentinos''.

Pese a crecer a tasas superiores al 8% anual en los últimos cinco años, Argentina no ha logrado acceder a financiamiento en los mercados internacionales.

Standard & Poor's aseguró que la nueva calificación ''refleja los crecientes desafíos económicos que enfrenta el país, en especial la creciente inflación y las mayores presiones fiscales y financieras'' y que existe ''una baja probabilidad de que el gobierno aplique medidas correctivas para frenar la pérdida de calidad crediticia''.

Ahora ve
No te pierdas