Greenspan da solución a crisis 'suprime'

El ex líder de la Fed ofreció una novedosa sugerencia para impulsar al mercado inmobiliario; planteó incrementar los compradores de viviendas con el ingreso de más inmigrantes calificados.
El ex presidente de la Fed predijo que los precios de las ca
NUEVA YORK (CNN) -

El ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan predijo que los precios de las casas en Estados Unidos comenzarán a estabilizarse en el primer semestre del próximo año, informó este miércoles el diario Wall Street Journal.

Greenspan también ofreció una novedosa sugerencia para impulsar al mercado inmobiliario: incrementar el número de compradores potenciales de viviendas, permitiendo el ingreso de más inmigrantes calificados.

"Los precios de las viviendas en Estados Unidos posiblemente comiencen a estabilizarse o tocarán fondo en el primer semestre del 2009", dijo en una entrevista con el Wall Street Journal, divulgada en el portal de Internet del diario.

Pero Greenspan advirtió que aún en el fondo, "los precios podrían continuar moviéndose a la deriva hacia la baja durante el 2009 y más allá".

Un final de la caída en los precios de las viviendas, explicó, importa no sólo a los propietarios estadounidenses, sino que es una condición necesaria para terminar la actual crisis financiera global.

"La estabilidad de los precios de las viviendas clarificará el nivel de equidad en las casas, el último respaldo colateral para muchos de los valores con garantía hipotecaria del mundo financiero", dijo.

"No sabremos verdaderamente el valor de mercado de los activos de los balances generales del sistema bancario -por ende el capital del banco- hasta entonces", indicó.

6 formas de ver la crisis de EU

La proyección de Greenspan se basa sobre dos columnas de información.

Una es la oferta de casas unifamiliares disponibles para la venta, tanto casas nuevas totalmente terminadas y casas existentes propiedad de los inversores y prestamistas. Greenspan considera que el "exceso de oferta" -aproximadamente 800,000 unidades por encima de lo normal- disminuirá pronto.

La otra columna es una comparación entre los precios actuales de las casas -él prefiere el trimestral índice nacional de precios de viviendas de S&P/Case-Shiller porque incluye tanto áreas urbanas como rurales- con una estimación del Gobierno de lo que cuesta el alquilar una vivienda unifamiliar.

Tal como lo hacen otros economistas, Greenspan esencialmente busca medir cuando es racional el poseer una vivienda y cuando es razonable vender una casa, invertir el dinero en algún otro lugar y alquilar una propiedad idéntica vecina.

En el pasado, la bola de cristal de Greenspan ha sido, en el mejor de los caso, nublada, indicó el Wall Street Journal. El experto no previó la abrupta caída nacional en los precios de las viviendas.

Pero transcripciones de las reuniones de la Fed dadas a coocer recientemente sí registraron su advertencia en noviembre del 2002: "Es duro escapar a la conclusión de que en algún punto nuestro extraordinario auge inmobiliario (...) no puede continuar indefinidamente hacia el futuro".

Greenspan está promoviendo actualmente su libro, la versión de portada y contraportada blandas que será publicada en los próximos meses con un epílogo.

Ahora ve
No te pierdas