Los petroprecios cierran con ganancias

El barril anotó un avance de 2.99 dólares, para ubicarse en los 116 al cierre de la jornada; la baja en los inventarios de EU y el conflicto entre Georgia y Rusia afectaron al mercado.
NUEVA YORK (CNN) -

El petróleo subió 3 dólares el miércoles, luego de que un informe del Gobierno estadounidense mostró declives en los inventarios de combustibles y crudo del mayor consumidor mundial.

El crudo estadounidense cerró con un avance de 2.99 dólares, a 116 dólares el barril, después de que las preocupaciones por la demanda presionaran los precios a un mínimo de tres meses de 112.31 dólares en la víspera.

En Londres, el crudo Brent avanzó 2.33 dólares, a 113.47 dólares el barril.

Las existencias estadounidenses de gasolina cayeron en 6.4 millones de barriles en la semana que finalizó el 8 de agosto a causa de una menor producción, dijo la Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés), por encima del declive de 2.1 millones de barriles previsto por los analistas.

Los inventarios de crudo, por su parte, se redujeron en 400,000 barriles, mostraron los datos de la EIA, mientras que los suministros de los destilados cayeron imprevistamente. Las reducciones de las existencias se produjeron después de que algunas compañías cerraron sus instalaciones en la costa estadounidense del Golfo de México ante el paso de la tormenta tropical Edouard.

"Los declives son en general alcistas. La menor producción de las refinerías y la merma en las importaciones llevaron a reducciones en los productos la semana pasada", dijo Tim Evans, analista de Citi Futures Perspective en Nueva York.

Un debilitamiento de la demanda debido a la desaceleración económica en Estados Unidos y en otros importantes mercados consumidores ha incidido en el petróleo, que ha retrocedido fuertemente desde que alcanzó el 11 de julio un máximo histórico de 147.27 dólares el barril.

El total de millas manejadas por los estadounidenses cayó un 4.7% en junio frente al mismo mes del año pasado, debido a que los conductores redujeron sus viajes a causa de los altos precios de la gasolina, informó el miércoles del Departamento de Transporte de Estados Unidos.

La demanda petrolera estadounidense cayó en un promedio de 800,000 barriles por día (bpd) en el primer semestre del año, frente al mismo lapso del 2007, lo que marcó su mayor descenso en 26 años, precisó el martes la EIA.

El crecimiento en economías emergentes, incluidas China y la India, impulsó la demanda petrolera en el transcurso de los últimos seis años, lo que a su vez alentó una escalada en la que, tomando como referencia el récord de julio, los precios del crudo se septuplicaron.

Previamente en el año, los inversores optaron por las materias primas para protegerse contra la inflación y el debilitamiento del dólar, lo que proporcionó más soporte al petróleo.

Esta semana, las hostilidades entre Rusia y Georgia, una ruta alternativa clave para el crudo y el gas que van desde el Mar Caspio hasta Europa, también brindaron soporte.

Georgia acusó el miércoles a Rusia de quebrar un cese al fuego en el conflicto que ya lleva seis días, mientras que el presidente estadounidense, George W. Bush, pidió a Moscú que tomara acciones para resolver una crisis que ha tensado las relaciones con Estados Unidos.

La petrolera BP cerró un ducto de crudo y otro de gas que se extienden desde sus yacimientos en el Caspio y pasan por territorio georgiano, pero aclaró que ninguno de éstos resultó afectado por los recientes enfrentamientos en ese país.

Un tercer ducto de BP que pasa por Georgia, el Bakú-Tiflis-Ceyhan por el que fluye crudo azerbaiyano, fue cerrado la semana pasada tras registrarse una explosión en Turquía.

Ahora ve
No te pierdas