Goldman dice que el dólar tocó fondo

El banco de inversión dijo que terminó la prolongada tendencia a la baja de la divisa de EU; consideró que el euro caerá a 1.40 dólares en los próximos 12 meses.
El banco de inversión afirma que la moneda estadounidense se  (Foto: )
NUEVA YORK (CNN) -

La estabilización del crecimiento económico de Estados Unidos, la caída de los precios del petróleo y un deteriorado panorama fuera de Estados Unidos han llevado a Goldman Sachs a abandonar su postura bajista de una década con respecto al dólar.

El banco de inversión más grande de Estados Unidos dijo el jueves en un reporte que la prolongada tendencia del dólar hacia la baja ha finalizado y que su bajo valor podría conducir a una importante mejora en la posición de la balanza de pagos de la mayor economía del mundo.

"Es hora de decir adiós a la prolongada postura bajista. Por casi 10 años hemos sido negativos respecto al dólar, ocasionalmente equivocados pero en general correctos", escribió Goldman Sachs en el reporte.

"Pero ahora la valuación y las mejoras impulsadas por el crecimiento que hemos estado observando durante un tiempo, han alcanzado el punto donde mejoran notablemente el panorama a mediano y largo plazo del dólar", agregó.

Sin embargo, Goldman Sachs aclaró que el dólar aún podría enfrentar ciertos desafíos en el cercano plazo tales como el posicionamiento del mercado, volatilidad en los precios del petróleo y un mayor debilitamiento en el gasto del consumidor.

Pero la "poderosa mejora en la balanza real de comercio sugiere que el dólar ha tocado fondo", según el reporte, que avizora que los flujos de capital comenzarán a mejorar.

Goldman revisó su pronóstico para varias paridades del dólar. Ahora ve al euro cayendo en tres meses a 1.45 dólares comparado con las estimaciones de 1.56 dólares. El euro debería caer aún más a 1.40 dólares durante los próximos 12 meses.

El jueves, el euro operó cerca de su valor más bajo en seis meses contra el dólar a 1.4779 dólares, según los datos de Reuters. El dólar gana en lo que va del mes más de un 5 por ciento contra el euro, alcanzando su máximo desde febrero.

Sobre el dólar/yen, el banco avizora que la paridad alcanzará los 110 yenes en los próximos dos meses, desde su proyección original de 106 yenes. Durante el curso de un año, Goldman dijo que el dólar debería aumentar a 114 yenes.

Gran parte del cambio de postura de Goldman sobre el dólar se debió a la generalizada debilidad de las economías fuera de Estados Unidos, que ha llevado a grandes diferenciales en las tasas de interés a favor del dólar.

Los mercados de tasas de interés ya han absorbido los recortes de las tasas de los principales bancos centrales, incluyendo el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra, lo que debería disminuir el atractivo del euro y de la libra esterlina.

Aparte de los diferenciales de tasas, Goldman dijo que la economía de Estados Unidos está finalmente ajustándose favorablemente a un dólar débil.

"El impacto de la valuación se ha vuelto más claro y más poderoso, incrementando nuestra confianza en que las poderosas fuerzas subyacentes conducirán a una continua mejora en los fundamentos del dólar en los próximos dos años", indicó Goldman.

Un fuerte desempeño en las exportaciones de Estados Unidos y las señales de un creciente influjo de fusiones y adquisiciones deberían claramente impulsar al dólar.

Sobre otras monedas, Goldman dijo que se había vuelto más optimista sobre el panorama para el real de Brasil y el peso mexicano.

"Ciertamente la historia del crecimiento en Brasil y un firme superávit de la balanza de pagos deberían permitir a la moneda sobreponerse a la fortaleza generalizada del dólar estadounidense", dijo Goldman.

Ahora ve
No te pierdas