Precios al productor en EU suben 1.2%

El incremento registrado en julio fue la mayor alza de los últimos 27 años; la fuerte subida aviva temores de un alza de tasas de interés este año por parte de la Fed.
WASHINGTON (CNN) -

El índice de precios al productor (IPP) de Estados Unidos tuvo otra alza inesperadamente fuerte en julio y subió al mayor ritmo anual en 27 años, mostraron el martes unas cifras del Gobierno que aumentarían el temor a un potencial repunte de la inflación.

El Departamento de Trabajo dijo que el IPP, que mide los precios a las puertas de las fábricas, trepó un 1.2% tras un alza del 1.8% en junio.

Pero los precios subyacentes al productor, que excluyen los alimentos y energía, subieron un 0.7% en julio tras un avance de 0.2% en junio.

La fuerte subida de los precios subyacentes perturbó a los mercados financieros, bajando los futuros de las acciones y llevando a que los mercados de futuros aumenten la probabilidad implícita de un alza de tasas de interés este año por parte de la Reserva Federal estadounidense.

El valor del dólar se incrementaba por la perspectiva de un alza del costo del crédito.

La subida mensual de los precios subyacentes al productor fue la mayor desde noviembre del 2006 e implicó que las alzas de los precios se propagan más allá de los sectores de alimentos y energía.

Esto seguramente preocupará a los funcionarios de la Fed, que quieren impedir que las presiones sobre los precios se afiancen demasiado.

Los analistas decían que parte del incremento de los precios de julio probablemente se pueda atribuir a las alzas de los precios de los vehículos, lo que difícilmente se sostenga, pues las ventas de autos están muy flojas.

"Existe evidencia de traslado de los precios mayoristas a los minoristas pero los manufactureros están presionados en los costos de los insumos y no tienen mucho éxito para trasladarlos a los clientes", dijo Dana Saporta, economista de Dresdner Kleinwort Securities LLC en Nueva York.

Los precios subyacentes al productor crecieron un 3.5% anual en julio, el ritmo de alzas más fuerte desde mediados de 1991.

Economistas encuestados por Reuters habían previsto que los precios al productor subirían 0.6% en julio, la mitad del incremento observado, y habían proyectado que los precios subyacentes ganarían sólo 0.2%.

Los precios energéticos aumentaron 3.1% en julio, casi la mitad del 6% de junio, aunque en base anual acumularon un alza de 28%.

Los costos de los alimentos avanzaron sólo 0.3% en julio después de una subida de 1.5% en junio, con un avance anual de 8.7%.

Ahora ve
No te pierdas