Ex miembro de FMI ve quiebra de bancos

El economista Kenneth Rogoff previó que un banco estadounidense grande se declarará en bancarro el ex economista jefe del FMI dijo que la crisis crediticia empeorará aún más.
Kenneth Rogoff espera una mayor consolidación del sistema f  (Foto: )
SINGAPUR (CNN) -

Lo peor de la crisis financiera global aún no llegó y algún banco estadounidense grande quebrará en los próximos meses cuando la mayor economía del mundo enfrente nuevos problemas, dijo el martes el ex economista jefe del FMI, Kenneth Rogoff.

"Estados Unidos no salió del bosque. La crisis financiera está a medio camino, quizá. Incluso yo diría que lo peor está por venir", dijo en una conferencia financiera.

"Vamos a ver que no sólo quiebran bancos medianos en los próximos meses, vamos a ver uno grande, uno de los grandes bancos de inversión o de los grandes bancos", dijo Rogoff, actualmente profesor de economía de la Universidad de Harvard y ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional del 2001 al 2004.

"Tenemos que ver más consolidación en el sector financiero antes de que esto termine", sostuvo cuando le preguntaron sobre las señales anticipadas del final de la crisis.

"Probablemente Fannie Mae y Freddie Mac, a pesar de lo que dijo el secretario del Tesoro estadounidense Henry Paulson, esas gigantescas agencias de garantía hipotecaria no van a existir en su forma actual en unos pocos años", sostuvo Rogoff.

Sus comentarios se conocen en momentos en que los inversores se desprenden de las acciones de las empresas estadounidenses de financiamiento hipotecario Fannie Mae y Freddie Mac luego de que un diario dijera en un reporte que las autoridades del Gobierno podrían no tener otra opción que efectivamente nacionalizarlas.

Una medida del gobierno para recapitalizar las dos compañías, inyectándoles fondos, podría diluir a los actuales accionistas, dijo la nota publicada en Barron's el fin de semana.

También sufrirían pérdidas los accionistas preferenciales e incluso los tenedores de la deuda subordinada, de 19,000 millones de dólares, de las dos entidades patrocinadas por el Gobierno.

Rogoff dijo que las inversiones multimillonarias de los fondos soberanos de Asia y Oriente Medio en las firmas financieras occidentales no necesariamente resultarían en grandes ganancias porque no tomaban en cuenta la situación general del mercado que enfrenta el sector.

Ahora ve
No te pierdas