¿Más inflación? gracias al gobierno

Un tercio del aumento en lo precios en este año se deberá al incremento en gasolinas; se esperan más aumentos “sorpresivos” de entre 15 a 16 centavos promedio al mes.
Cuba no subía los precios de los combustibles desde hace 3 a
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El gobierno mexicano aumentó los precios de la gasolina en ocho meses más de lo que subieron en todo 2007, lo que prevé una mayor contribución en el alza de los precios al consumidor en los próximos meses, estimaron analistas.

Los precios de los combustibles se han elevado 4.5% en promedio en lo que va del año.

Tan solo de enero al 20 de agosto el precio de la gasolina magna, la de mayor consumo, aumentó 32 centavos respecto a 2007, frente a los 27 centavos que se elevó en todo el año pasado.

De esta forma, el incremento ha más que recuperado el congelamiento de precios de gasolina magna que el presidente Felipe Calderón decretó en el último trimestre del año pasado.

Mientras que en la primera mitad del año los precios de alimentos presionaron la inflación, desde mayo los combustibles son el factor de mayor preocupación y se espera aumenten más.

“Esperamos que las gasolinas aumenten un 8.5% en todo el año (…) las gasolinas representan un tercio del aumento general de los precios”, dijo Arturo Vieyra coordinador de estudios económicos de Banamex.

El aumento de dos centavos que el Gobierno dijo que aplicaría mensualmente se transformó a un mayor incremento conforme los precios del petróleo comenzaron a marcar récords en los mercados internacionales.

A partir de mayo el aumento fue de cuatro centavos, mientras que en los primeros 20 días de agosto el “gasolinazo” fue de 9 centavos más por litro de gasolina magna.

“La manera en que se están haciendo los incrementos, de forma sorpresiva, genera incertidumbre y esto pudiera llevar a que las expectativas de inflación se desbordaran”, dijo Vieyra.

Con la oposición del Gobierno del presidente Calderón, el Banco de México se ha visto en la necesidad de aumentar en tres ocasiones consecutivas su tasa de interés de corto plazo a 8.25%, con el objetivo de reducir las expectativas de inflación.

Sin embargo, tan solo en julio la inflación alcanzó el 0.56% la más elevada de los últimos nueve años para dicho mes.

“En esta ocasión los bienes arbitrados por el gobierno fueron los que más influencia tuvieron sobre el resultado”, dijo Invex Grupo Financiero.

Banamex supone que con los recientes aumentos a la gasolina magna, y considerando los precios del petróleo, el desliz promedio en los precios de las gasolinas será de entre 15 a 16 centavos en cada uno de los próximos cuatro meses.

Los precios de los combustibles influyen directamente e indirectamente en el consumidor a través de un aumento en el costo de transportación de personas y mercancías.

Banco de México anticipó que en estos meses la inflación alcanzará hasta el 6%.

Si bien México es uno de los países con menor inflación en el mundo, en los últimos meses se han acelerado y los incrementos que se registraban en su mayor parte en alimentos procesados, sin embargo en julio los aumentos se aceleraron registraron en otras mercancías y en servicios.

Con los aumentos a la gasolina el Gobierno mexicano busca reducir el monto del subsidio que otorga en el precio del combustible y que ha estimado en 19,000 millones de dólares para este año.

Las presiones inflacionarias por las gasolinas se prevé sean de corto plazo, por lo que con los tres incrementos en la primera quincena de agosto, sin considerar el de esta semana  analista de Ixe prevén que “la inflación al 15 de agosto alcance el 5.52%”, sería la más elevada desde marzo de 2003.

Ahora ve
No te pierdas