México tendrá mayor debilidad: Moody’s

El crecimiento de la economía podría debilitarse gravemente en el segundo semestre, dijo Mauro el analista de Moody’s prevé que los efectos crisis hipotecaria de EU se prolonguen hasta 2010.
Las compañías están tomando medidas de reducción de costos,  (Foto: )
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El crecimiento en la economía de México durante el segundo semestre de este año tendrá una desaceleración importante debido a la crisis hipotecaria de Estados Unidos y el efecto “desparrame”, dijo el miércoles el analista de Moody’s, Mauro Leos.

“(El crecimiento) se va a desacelerar de manera importante en el segundo semestre y es muy difícil que sea mayor”, dijo durante su participación en la octava conferencia de Moody’s, Riesgos crediticios que enfrenta México.

Durante el primer semestre de 2008, México tuvo un crecimiento económico de 2.7%.

Leos dividió la crisis hipotecaria de EU en tres etapas: la primera, la turbulencia financiera en los mercados, seguida de la desaceleración económica –fase en la que nos encontramos-, también llamada efecto “desparrame”, y una tercera etapa, que probablemente llegue hasta el 2010 cuando se vea cuál fue el impacto y cuánto se podrá avanzar.

El efecto “desparrame” ya se ha manifestado tanto en Europa como en Japón, donde sus economías tuvieron un crecimiento negativo en el último trimestre del año.

Para el periodo 2008-2009, se espera que el Producto Interno Bruto (PIB) mundial crezca 3.4%, el PIB industrial 1.3%, y el PIB emergente un 6.5%, según las proyecciones de abril del Fondo Monetario Internacional (FMI); sin embrago, en este momento se encuentran en revisión, y podrían ser menores.

En México, los problemas de inflación, que en julio tocó el 5.39% anual, podrían afectar el crecimiento del país.

Sin embargo, el problema de la inflación tiene su raíz en las políticas monetarias y en problemas como los altos precios internacionales en los alimentos y los factores políticos locales, dijo Mauro Leos.

Precisó que México se comporta como un país industrializado, ya que no presenta las grandes volatilidades como los demás países emergentes, como China, India y Brasil.

Se espera que para el 2010 ya se tenga un panorama claro de hacia donde va la economía mexicana, y las elecciones del 2009 podrían perfilar aún más el rumbo del país al respecto, concluyó Mauro Leos.

Ahora ve
No te pierdas