México destraba puerto Punta Colonet

El presidente Calderón lanzó la licitación para construir el mayor complejo en Baja California; con una inversión de 4,000 mdd, Punta Colonet competirá contra Los Ángeles y Long Beach.
El gobierno apuesta a que Punta Colonet sea uno de los puert
ENSENADA (AP) -

El presidente mexicano Felipe Calderón lanzó este jueves la licitación para la construcción de un nuevo megapuerto, uno de los proyectos más ambiciosos de su administración y que podría rivalizar con los complejos de Los Ángeles y Long Beach, el complejo portuario más grande en Estados Unidos.

El proyecto del puerto Punta Colonet, de 4,000 millones de dólares, transformaría una bahía mexicana a 240 kilómetros (150 millas) al sur de la frontera con Estados Unidos en una ciudad boyante, atrayendo a los buques de carga de Asia y mandando al norte artículos manufacturados.

Una línea de ferrocarril uniría el puerto con Estados Unidos, permitiendo que la carga rodee el tránsito del sur de California y vaya directamente a puntos en el centro-norte de Estados Unidos, incluso Chicago. Los diseñadores del puerto tienen que determinar todavía dónde las vías férreas cruzarían la frontera.

Se prevé que Punta Colonet empiece a operar en 2012, dijo José Rubio, director del proyecto para el estado mexicano de Baja California, que está trabajando con el gobierno federal para desarrollar el puerto. Rubio señaló que el puerto tendrá una capacidad de procesar anualmente dos millones de TEUs, que es una medida de volumen que se basa originalmente en la expresión inglesa ''Twenty-feet Equivalent Unit'' y que ahora es la unidad de capacidad de un contenedor de 20 pies (6.10 metros).

Rubio dijo que se le podrían efectuar expansiones posteriores a Punta Colonet para multiplicar el volumen de carga varias veces.

Los Ángeles y Long Beach procesaron un volumen combinado de 15 millones de TEUs en 2007, un 40% de toda la carga que entra a Estados Unidos, incluyendo 80% de las importaciones procedentes de Asia.

La búsqueda de México por una participación del mercado de embarques a Estados Unidos trata de aprovechar el crecimiento continuo del tránsito de buques de carga por el Pacífico, ahora detenido por el alto costo de los combustibles y una economía estadounidense en problemas.

Las previsiones a largo plazo, sin embargo, son prometedoras: Long Beach espera que su tránsito de carga se duplique para 2028, según el vocero del puerto John Pope. Los puertos de Los Ángeles y Long Beach planean gastar más de 2,000 millones de dólares en mejoras de infraestructura para prepararse.

Con Punta Colonet, México busca atraer parte del nuevo negocio.

Aunque los puertos de California luchan contra el tránsito en sus alrededores congestionados, su ubicación en una de las áreas urbanas más grandes del continente también es una ventaja. Aproximadamente la mitad de la carga que para por los puertos de Los Angeles y Long Beach se entrega directamente en el sur de California.

''Hay cierta cantidad de carga que se destina localmente y que realmente no tiene sentido que sea enviada a cualquier otra parte'', dijo Pope.

La zona desértica y relativamente remota de Punto Colonet, en cambio, no tiene una clientela nativa. El puerto dependerá completamente de su propuesta línea ferroviaria hasta suelo estadounidense y que podría extenderse hacia el este tan lejos como el estado mexicano de Chihuahua, vecino de los estados norteamericanos de Nuevo México y Texas, dijo Rubio.

Punta Colonet serviría ''más como una válvula de alivio para nosotros que un competidor directo'', opinó Theresa Adams Lopez, portavoz para el Puerto de Los Ángeles. ''Hay cajas suficientes para pasarles''.

Entretanto, los efectos inmediatos del proyecto se sentirán en los diminutos poblados costeros cerca de Punta Colonet. Aproximadamente 5,000 personas viven allí ahora, pero se espera que el puerto cree una nueva ciudad de 150,000 residentes o más, dijo Rubio.

Proveer de infraestructura y servicios a esas personas representará un desafío para Baja California, un estado que ya lucha por mantenerse al ritmo del fuerte crecimiento de Tijuana, donde los trabajos en las plantas de productos electrónicos y partes para automóvil atraen a aproximadamente 90,000 residentes nuevos cada año.

Ahora ve
No te pierdas