El alza del PIB de EU: espejismo efímero

La economía estadounidense creció 3.3% en el segundo trimestre, un incremento mayor al esperado los economistas piensan que el aumento es temporal y no significa que se haya evitado una reces
Las empresas difieren en cuanto a la recuperación de la econ
Chris Isidore
NUEVA YORK -

De acuerdo al reporte publicado recientemente por el gobierno de EU que revisaba las cifras del PIB en el segundo trimestre del año, la economía del país creció a una tasa anual de 3.3%, muy por encima del 1.9% estimado con anterioridad.

El PIB es el indicador más usado para medir la actividad económica de un país. Un crecimiento ubicado entre 2.5 y 3.5% se considera como la norma para una economía saludable.

Sin embargo, algunos economistas creen que el hecho de que EU haya registrado un crecimiento a la alza no significa que haya evitado la recesión. De hecho, se asume que la debilidad de su economía se extenderá hasta el año 2009.

“En mi opinión la recesión comenzó en el cuarto trimestre del 2007. Y el peor trimestre será el primer periodo del 2009, que mostrará que se trata de una recesión larga” declara David Wyss, economista en jefe de Standard & Poor's.

No obstante, el Buró Nacional de Investigación Económica, la organización encargada de determinar cuándo inicia y termina una recesión –a través de indicadores como nóminas, producción industrial, ingreso real y ventas- aún no se ha pronunciado sobre el estado actual de la economía.

Para muchos economistas este salto registrado en el segundo trimestre es más bien una anomalía, en cuanto han influido factores temporales como los cheques de estímulo económico que recibieron los contribuyentes durante ese periodo.

Otro factor que puede estar detrás de este crecimiento revisado del PIB es que los inventarios empresariales de EU subieron más de lo esperado y mejoraron las cifras comerciales. Contribuyeron a este escenario un reducido gasto en importaciones y abundantes exportaciones, debido a un dólar depreciado que favorece que los productos estadounidenses sean atractivos en el exterior. Esta situación tampoco es permanente, dicen los economistas, sino fugaz.  

Considerando todo lo anterior, varios analistas están seguros de que el país se encuentra en recesión, y que nadie debería engañarse pensando lo contrario por el reporte positivo del PIB en el segundo trimestre.

Insisten en que será difícil que la economía se recupere mientras tampoco lo hagan el sector vivienda, los bancos y los mercados crediticios. “La crisis inmobiliaria tiene que tocar fondo antes de que veas un cambio” apunta Kevin Giddis, director de inversiones en el banco Morgan Keegan.

Por su parte, Lakshman Achuthan, director general del Economic Policy Research Institute, sostiene que el Congreso de EU debe otorgar otra serie de estímulos económicos sin importar el crecimiento que registró el PIB. Y afirma que aquellos que se niegan a aceptar que el país está en recesión tardarán más en recuperarse, pues no asumen la realidad.

Por encima de todo y a pesar de las diferencias de los expertos en torno a la recesión, casi todos coinciden en que este repunte del PIB es más bien algo efímero y no tanto el inicio de un crecimiento sostenido.

Ahora ve
No te pierdas