México pierde empleos en autopartes

El sector nacional tuvo una reducción de 1,500 plazas laborales en el primer semestre de 2008; sin embargo, su producción, ventas, exportaciones e importaciones registraron un crecimiento.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Durante el primer semestre del año, la industria de autopartes reportó un comportamiento positivo en cuanto al valor de la producción, ventas, exportaciones e importaciones, aunque la cifra de empleo directos en el sector tuvo una reducción significativa de cuatro 1,500 plazas.

El valor de la producción creció 6.2%, lo que significó un monto anualizado de 17,555 millones de dólares al concluir la primera mitad del año, después de que en diciembre de 2007 fue de 16,534 millones de dólares.

Este incremento de 6.2% es mayor al esperado para todo el año, de 4.0%, de acuerdo con el Sistema de Información del Sector Automotor Mexicano (Sisam).

El impulso a este crecimiento radica en el buen desenvolvimiento del mercado doméstico tanto por el lado de la demanda de autopartes de equipo original como por el mercado de repuesto y, en menor proporción, por las exportaciones.

En cuanto al valor de venta del sector, esa variable registró un incremento de 5.4%, entre la comercialización de  autopartes de origen nacional y las de origen importado.

En el caso de ventas de autopartes fabricadas en México, el crecimiento en el semestre fue de 6.3% y para las piezas de importación el comportamiento positivo fue de 4.6%.

Por lo que concierne a los montos de venta total nacional, a junio el valor anualizado ascendió a 38,810 millones de dólares, contra 36,827 millones de dólares de diciembre del año pasado.

Las exportaciones aumentaron 1.6% para llegar a un monto anualizado al mes de junio de 23,493 millones de dólares, por arriba de los 23,110 millones de dólares de diciembre de 2007.

Por otra parte, las importaciones crecieron 4.6% y se registró un monto anualizado al mes de junio de 21,160 millones de dólares, mientras que en diciembre pasado el valor anualizado ascendió a 20,220 millones de dólares.

El empleo directo fue la única variable que registró un comportamiento negativo de 1.8%, pues mientras en diciembre ascendió a 245,200 personas, al concluir la primera parte del año descendió a 240,700, lo que significó la pérdida de 4,500  puestos de trabajo.

Este hecho se debe básicamente al marco de competencia global de este sector, y a la incertidumbre y contracción de la demanda automotriz que prevalece en nuestro principal mercado de exportación que es el de Estados Unidos, lo que ha dado origen a un crecimiento reducido de nuestros envíos.

Ahora ve
No te pierdas