BID crea proyecto para firmas mexicanas

El Banco Interamericano de Desarrollo creará su primera facilidad de garantías de crédito en Mé la medida se pondrá en marcha en sociedad con IXE y será de hasta 450 millones de UDIs mexicana
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) creará su primera facilidad de garantías de crédito en México, para apoyar a empresas locales que buscan acceder a inversionistas institucionales mexicanos para colocar deuda en condiciones más competitivas.

La facilidad, de hasta 450 millones de UDIs mexicanas (unidades de cuenta indexadas por inflación, equivalente a unos 180 millones de dólares en agosto de 2008), se pondrá en marcha en sociedad con IXE, Casa de Bolsa, como líder en la gestión y colocación de títulos de deuda en la plaza financiera mexicana, informó el BID.

La nueva facilidad brindará garantías parciales de crédito a empresas mexicanas, incluyendo compañías financieras y entidades para fines especiales, para apoyar emisiones de deuda corporativa o títulos respaldados por activos con valores nominales por el equivalente en pesos mexicanos de 20 millones a 100 millones de dólares.

"El BID diseñó esta operación con un socio mexicano, IXE, porque nos brindará más oportunidades para servir mejor a empresas locales que quieren acceder al capital en un mercado doméstico muy dinámico", comentó la jefa del equipo de proyecto del BID, Kelle Bevine.

"Esta facilidad multiuso y para múltiples emisores nos permitirá apoyar transacciones de una manera más eficiente y oportuna, aprovechando los esfuerzos de IXE para originar emisiones para penetrar segmentos clave de este mercado", agregó.

Las garantías parciales de crédito, que serán reembolsables en pesos mexicanos, ayudarán a empresas con calificaciones de riesgo crediticio de por lo menos mxBBB a colocar deuda a plazos mayores de tres años, y lograr mayor acceso a inversionistas institucionales cuyas carteras están concentradas en bonos estatales y corporativos calificados mxAA como mínimo.

En un comunicado, el banco señaló que los inversionistas institucionales son una creciente fuente de capital y liquidez en la plaza financiera mexicana.

Indicó que las administradoras de fondos de pensiones, los fondos mutuos de inversión y las compañías de seguros mexicanas tenían unos 155,000 millones de dólares en inversiones en sus carteras a fines de 2006.

Estos inversionistas han demostrado interés por diversificar sus colocaciones para adquirir más deuda corporativa y estructurada a largo plazo, emitida en los mercados de capitales locales, añadió.

El BID confió que este proyecto con IXE promueva el desarrollo de los mercados de capitales mexicanos al apoyar a nuevos emisores, particularmente entre las empresas de segundo rango, ayudándolas a acceder a financiamiento en condiciones más competitivas.

Ahora ve
No te pierdas