Gobierno toma control Fannie y Freddie

La administración Bush asumió el control de los dos gigantes hipotecarios emproblemados; el rescate financiero implicará una inyección de al menos 100,000 millones de dólares en cada uno.
Henry Paulson dijo que el crecimiento será relativamente más  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

El Gobierno de Estados Unidos tomó el domingo control de los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac, lanzando el que sería el mayor rescate federal en la historia del país, para evitar otra ola de turbulencia en los mercados financieros globales.

Las dos compañías, que cotizan en bolsa pero que también cumplen una misión del Gobierno para apoyar al sector vivienda, fueron puestas bajo una protección que permite que sus acciones se sigan negociando pero coloca en el último lugar los reclamos de los accionistas comunes.

Sus ejecutivos principales fueron despedidos: El presidente ejecutivo de Freddie Mac, Richard Syron y el de Fannie Mae, Daniel Mudd, fueron reemplazados por David Moffett, un alto funcionario de US Bancorp, y Herb Allison, funcionario de Merrill Lynch y del fondo de pensiones TIAA-CREF.

Adicionalmente, el Departamento del Tesoro asumirá de inmediato 1,000 millones de dólares en participación accionaria en cada una de las compañías, que podría ampliarse hasta en 100,000 millones de dólares en cada una y que tendría carácter de principal frente a las acciones comunes y preferenciales actuales.

Funcionarios estaban preocupados de que las crecientes pérdidas de las dos compañías, que poseen o garantizan casi la mitad de la deuda hipotecaria de Estados Unidos de 12 billones de dólares, debilitara su efectividad y las colocara en peligro, en un momento en que otras fuentes de financiación inmobiliaria mayormente se han agotado.

"Nuestra economía y nuestros mercados no se recuperarán hasta que la mayor parte de esta corrección inmobiliaria quede detrás de nosotros", dijo el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, en rueda de prensa. "Fannie Mae y Freddie Mac son clave para superar el problema de la vivienda".

Paulson destacó que Fannie Mae y Freddie Mac eran tan grandes, que "una caída de alguna de ellas causaría una gran turbulencia en nuestros mercados financieros domésticos y en todo el planeta".

Varios analistas dijeron que la medida debería ayudar a inyectar confianza en los tambaleantes mercados de crédito y a disminuir el costo de la hipotecas.

"El Gobierno tenía que hacer algo para eliminar la incertidumbre", dijo Peter Goldman, un director de Front Barnett Associates en Chicago. "Cualquier cosa que elimine incertidumbre en los mercados de crédito, es algo bueno".

El Departamento del Tesoro dijo que el plan para limpiar las finanzas de las dos empresas auspiciadas por el Gobierno, que tienen una deuda en circulación de 1.6 billones de dólares, no debería costarle dinero a los contribuyentes tributarios en el largo plazo, y eventualmente incluso podría devolver dinero de las arcas del Gobierno.

Las compañías han sufrido pérdidas combinadas cercanas a 14,000 millones de dólares en los últimos cuatro trimestres y los mayores tenedores de su deuda, incluyendo bancos centrales extranjeros, han comenzado a mostrar señales de creciente nerviosismo por su salud financiera.

Las preocupaciones en torno al escaso capital que enfrentaban llevaron a la Agencia Federal de Financiamiento de Vivienda (FHFA, por su sigla en inglés) a colocarlas bajo su protección.

"Debido a que los precios de las casas, los ingresos y el capital continuaban deteriorándose, su capacidad para cumplir la misión se ha deteriorado", dijo James Lockhart, director de la FHFA, en una conferencia de prensa. "No han sido capaces de proveer la estabilidad necesaria para del mercado".

Dijo que ambas empresas no tenían capital suficiente para continuar absorbiendo las pérdidas y apoyar al mismo tiempo el golpeado mercado de la vivienda.

Bernanke apoya la decisión

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo en un comunicado que "apoya fuertemente" la decisión.

"Estos pasos necesarios ayudarán a fortalecer el mercado inmobiliario estadounidense y a promover la estabilidad en nuestros mercados financieros", sostuvo Bernanke.

Como parte del plan, la FHFA operará las compañías hasta que se estabilicen y el Tesoro extenderá su financiamiento a las dos firmas, al igual que la institución federal de bancos de préstamos para viviendas (Federal Home Loan Banks), mediante una nueva facilidad de préstamo hasta el 31 de diciembre del 2009, si es necesario.

Como parte del programa de adquisición temporal, el Tesoro estadounidense espera comprar 5,000 millones de dólares en valores con respaldo hipotecario de Fannie Mae y Freddie Mac el mes próximo, en lo que sería el primer paso asociado al plan de rescate financiero, indicaron funcionarios.

Respaldan candidatos

El candidato presidencial republicano John McCain consideró que la toma de control federal de los gigantes Fannie Mae y Freddie Mac es un paso en la dirección correcta, dijo el domingo su asesora de economía.

"El senador McCain piensa que este es un paso en la dirección correcta, y que nosotros debemos proteger a los contribuyentes y no debemos permitir que esto suceda más", dijo la asesora Nancy Pfotenhauer en el programa "Late Edition" de CNN.

Por su parte, el candidato presidencial por el Partido Demócrata Barack Obama dijo que la medida del Gobierno sobre las dos empresas hipotecarias era necesaria para evitar una profundización de la crisis económica.

"Dado el rol sustancial que Fannie Mae y Freddie Mac juegan en nuestro sistema inmobiliario, creo que alguna forma de intervención es necesaria para evitar una crisis más larga y profunda en toda la economía", dijo Obama en un comunicado.

"Yo revisaré los detalles del plan del Tesoro y monitorearé el impacto para determinar si alcanza las metas referenciales claves que creo son necesarias para abordar esta crisis", agregó.

Ahora ve
No te pierdas