Feliz 2009: No habrá nuevos impuestos

Como un regalo de año nuevo adelantado para los causantes, el gobierno descarta nuevos gravámen es la primera vez en 15 años que no se proponen cambios sustanciales a las leyes fiscales.
El gobierno prometió que no habrá nuevos impuestos el próxim
Armando Talamantes
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Tómalo como un regalo de Navidad adelantado: En 2009 no habrá nuevos impuestos en México.

Por primera vez en 15 años, el presidente en turno ha decidido no enviar al Congreso una miscelánea fiscal que contemple cambios sustanciales al marco tributario.

Los contadores ya pueden respirar tranquilos porque no tendrán que aprender nuevas reglas, y los contribuyentes también estarán más despejados con la seguridad de que no habrá nuevos gravámenes.

“El mantener la estructura fiscal vigente aporta, entre otras cosas, seguridad jurídica para los contribuyentes, evita abrir espacios para la evasión y elusión fiscales, y disminuye los costos asociados a la observancia de las obligaciones, fomentado todo esto una mayor cultura de cumplimiento fiscal”, dijo este lunes el secretario de Hacienda, Agustín Carstens.

Aunque no se contemple la creación de nuevos impuestos, algunas tasas sí subirán durante el próximo año, como el Impuesto Especial a Tasa Única (IETU), que entró en vigor este año con una tasa de 16.5%. Para el siguiente año el cobro será de 17% y subirá a 17.5% a partir de 2010.

El Congreso aprobó en 2007 una reforma hacendaria propuesta por el gobierno de Felipe Calderón, que contemplaba la creación de nuevos tributos como el Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE) y el IETU. Ambos gravámenes entraron en vigor durante el año fiscal de 2008.

“Es necesario preservar la estructura y fortaleza del sistema tributario vigente, analizar su evolución y sus efectos en los niveles de recaudación y en el desarrollo económico de nuestro país”, agregó Carstens al entregar el proyecto económico 2009 al presidente de la Cámara de Diputados, César Duarte.

El gobierno también ha estado modificando recientemente su política de precios y tarifas, que incluye los precios controlados de las gasolinas y el diesel. Hasta el año pasado, existía un programa donde claramente se marcaba el desliz que sufrían mes con mes los precios de los hidrocarburos, pero en 2008 el gobierno ha estado aumentando en varios centavos adicionales el costo de los combustibles.

Hasta el pasado mes de agosto, los precios de las gasolinas llevaban un incremento acumulado del 4.4% y los del diesel habían subido 7.3%.

El gobierno piensa que los ingresos tributarios aumentarán durante 2009 en un 4.5% respecto a 2008, y alcanzarán los 1.279 billones de pesos.

Si la economía mexicana sólo crecerá un 3%, como lo proyecta el programa económico calderonista, el cobro de impuestos aumentará a un mayor ritmo debido al “incremento en la eficiencia recaudatoria y al aumento en la tasa del IETU de 16.5% a 17%.”, explicó la Secretaría de Hacienda.

Las arcas públicas, sin embargo, acusarán una baja en sus ingresos petroleros de 4.4% el próximo año, a causa de un menor precio del barril mexicano y una menor exportación de crudo. Los ingresos estimados por ventas de petróleo para 2009 son de 1.019 billones de pesos.

Las leyes de ingresos deben ser aprobadas por las Cámaras de Diputados y Senadores a más tardar el 15 de noviembre, pero las bancadas parlamentarias pueden modificar el proyecto enviado por el Ejecutivo. Ahora sólo queda esperar que las principales fuerzas políticas en el Congreso (PRI, PAN y PRD) no arruinen la fiesta de año nuevo.

Ahora ve
No te pierdas