¿Por qué EU no hizo un Fobaproa?

A diferencia de México, el rescate de instituciones financieras en EU sanciona a directivos; tampoco hay renegociación de deudas en la Unión Americana, sino reducción de tasas.
La crisis hipotecaria obliga a ResCap a vender activos . (Es  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El rescate de las dos mayores hipotecarias de Estados Unidos deja ejemplos para México, que en 1995 realizó uno de los mayores rescates bancarios de la historia tras la crisis de pagos.

Aunque por el “error de diciembre” de 1994, en México la morosidad se generalizó a créditos empresariales, hipotecarios y de consumo, en el vecino del Norte, hasta ahora, el efecto de falta de pagos sólo ocurre en el sector hipotecario y se expande poco a poco al crédito al consumo.

La crisis de pagos de las hipotecas de alto riesgo (subprime) ha provocado la crisis financiera más fuerte de Estados Unidos que ha contagiado a la mayor parte de las naciones desarrolladas y emergentes.

Por ello, el Secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, decidió intervenir a las dos mayores hipotecarias del país, Fannie Mae y Freddie Mac, pero la estrategia es muy diferente a la que México aplicó a partir de 1995.

A continuación presentamos las seis mayores diferencias.

1.- El Tesoro norteamericano adquiere participación accionaria y control de las dos instituciones al inyectar hasta un máximo de 200,000 millones de dólares en ambos bancos.

En México el Fobaproa dio apoyos a los Bancos para su capitalización y mantuvo a sus accionistas, sin ejercer control de ninguna institución. El costo del rescate se estima en unos 552,000 millones de dólares por concepto de cartera vencida que el Gobierno canjeó por pagarés ante el Banco de México, según reportes del Congreso mexicano.

2.- La intervención del gobierno estadounidense elimina o reduce el pago de dividendos a los accionistas y privilegia la solución del problema a los acreditados.

En la crisis del 94, los accionistas no tuvieron ninguna restricción sobre dividendos, ganancias o sus títulos, aunque tras la tormenta, instituciones como Banamex, Bancomer y Serfin vendieron paulatinamente las instituciones a bancos extranjeros, sus accionistas recibieron los beneficios de esas operaciones.

3.- Las autoridades estadounidenses sustituyeron a los dos presidentes de las hipotecarias al colocar a David Allison como nuevo presidente de Fannie Mae en sustitución de Daniel Mudd y a David Moffett en Freddie Mac en sustitución de Richard Syron.

En México todos los presidentes y miembros de los Consejos de Administración de los bancos permanecieron en sus cargos, salvo los que tenían denuncias penales de fraude.

4.- Si la autoridad reguladora determina que los pasivos de las dos gigantes hipotecarias exceden sus activos, el Tesoro aportará capital en efectivo a las firmas en una cantidad equivalente a la diferencia entre sus activos y sus pasivos.

El Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa)  absorbió las deudas ante los bancos, realizó un programa de capitalización otorgando un peso por cada peso que aportaran los accionistas con lo que garantizó el dinero de los ahorradores.

5.- El gobierno comprará valores respaldados por hipotecas lo que permitirá ampliar el acceso a nuevos créditos con lo que además se busca promover el crecimiento en el debilitado sector.

En México el crédito se desplomó para todos los sectores.

6.-Con el control del gobier4no sobre las estas dos hipotecarias se prevé que los sujetos de crédito con tasa de interés variable reciban una baja en el costo de su crédito ya que se utilizarán los ingresos de impuestos para compensar las pérdidas, el beneficio alcanzará a los nuevos adquirientes, incluso analistas esperan una reducción de un cuarto de punto porcentual.

En 1995, el entonces presidente Ernesto Zedillo, propuso a los deudores de la banca reestructurar sus deudas por medio de unidades de inversión (Udis) ligadas al índice de inflación en lugar de pesos, con un aumento galopante de los precios de más del 80% anual, las deudas se triplicaron en unos cuantos años y miles perdieron sus viviendas y empresas.

Ahora ve
No te pierdas