La inflación en China se desacelera

Los precios al consumidor en el país asiático cayeron 0.1% en agosto, su menor nivel en 14 mese la inflación a tasa anual fue de 4.9%, por debajo del alza del 5.3% que esperaban analistas.
PEKÍN (CNN) -

La inflación minorista en China cayó en agosto a un mínimo de 14 meses, dando a las autoridades más espacio para impulsar la economía si el crecimiento se desacelerara fuertemente en los próximos meses.

Los precios al consumidor subieron a una tasa anual del 4.9%, por debajo del alza del 5.3% que esperaban los mercados.

Inmediatamente después del dato, la Bolsa de Shanghai se recuperó de las pérdidas y cerró con un alza del 0.23% con la esperanza de que la menor inflación permita al banco central relajar su política monetaria.

"Con estos números nos acercamos al momento en que Pekín decidirá que la inflación ya no es un problema", dijo Stephen Green, analista de Standard Chartered Bank en Shanghái.

China reportó el miércoles un superávit comercial de 28,690 millones de dólares para agosto, pero los economistas dijeron que la cifra sorprendentemente fuerte se debió a un debilitamiento de la demanda doméstica que golpeó a las importaciones. Los economistas esperaban un resultado de 23,500 millones.

Un menor crecimiento económico sienta una buena plataforma para una mayor moderación en los precios, especialmente cuando los economistas esperan que los costos de los alimentos -la principal causa de la aceleración de la inflación este año- sigan subiendo pero a un ritmo más lento que el año pasado.

Yu Song y Hong Liang de Goldman Sachs dijeron que esperaban que la inflación se ubicara en un rango de 3-4% en los próximos trimestres, mientras que Glenn Maguire de Societe Generale dijo que la marca de 3% podía alcanzarse hacia fin de año.

Si bien la fuerte desaceleración de la inflación el mes pasado se debió en parte a la alta base de comparación con agosto del 2007, los economistas creen que la tendencia de fondo es alentadora.

Los precios al consumidor cayeron 0.1% en agosto frente a julio, según las cifras oficiales.

"La inflación claramente está cayendo más rápidamente que lo esperado. Es algo muy positivo y permitirá al Gobierno flexibilizar un poco más las políticas", dijo Maguire.

Pero no todas fueron buenas noticias. La inflación mayorista fue mayor a la esperada al acelerarse un 10,1 por ciento en agosto desde el 10.0% de julio, por alzas en los precios de la gasolina.

Sin embargo, la mayoría de los economistas cree que los precios mayoristas también habrían tocado su techo.

La brecha entre la rápida alza de los precios mayoristas y la desaceleración en la inflación minorista muestra que muchos manufactureros no pueden traspasar a los consumidores los aumentos en sus costos.

El Producto Interno Bruto de China creció un 10.1% en el segundo trimestre respecto del mismo periodo del año anterior, por debajo del 11.9 de todo el 2007.

Ahora ve
No te pierdas