Dólar sube, dólar baja

Especialistas destacan que la tendencia alcista de la divisa verde podría carecer de bases sóli el avance de la moneda advertiría un robote en el tipo de cambio del euro frente al billete ver
La publicación afirma que el mundo necesita urgentemente otr

La recuperación del dólar desde sus mínimos en varios años avanza a la velocidad de la luz, pero muchos analistas técnicos sostienen que el impresionante aumento de la moneda podría carecer de un sustento firme.

Aquellos que eligen no subirse al tren del dólar fuerte dicen que el récord del tipo de cambio euro/dólar alcanzado en diciembre del 2004, de 1,3667 dólares, una resistencia que no se había quebrado durante dos años, ahora podría ser un nivel de soporte igual de fuerte.

También observan la resistencia de otros factores técnicos, como los promedios móviles de 100 días, que actualmente sugieren que el euro tendría que caer mucho más que hasta ahora para confirmar que ha terminado su larga tendencia alcista.

El euro ha bajado 13% desde los récords contra el dólar de mediados de julio a 1.6038 unidades de Estados Unidos, para caer al mínimo en un año esta semana debajo del nivel psicológico de 1.40 dólares, a 1.3879.

Simultáneamente, el dólar ha subido un impactante 11% contra una canasta de monedas principales al máximo en un año de 80.375.

Los factores fundamentales parecen inclinarse fuertemente a favor del dólar. El panorama del crecimiento económico hace que los inversores huyan hacia Estados Unidos, pues su economía es vista como más adelantada en el camino de los ajustes estructurales tras un año de racionamiento crediticio.

Pero los escépticos plantean un argumento igualmente convincente de las razones para ser cautelosos sobre la resurrección de la moneda norteamericana.

Algunos analistas técnicos, que estudian patrones de gráficos históricos para determinar movimientos futuros, por ahora no quieren olvidar un repunte del euro/dólar que ha durado desde fines del 2000.

"En mi opinión, la larga tendencia al alza en el tipo de cambio euro/dólar sigue intacta", dijo Andrew Hart, analista técnico de Commerzbank. "Sé que la caída ha sido dañina, pero estábamos anticipando eso".

Hart dijo que el declive del euro desde los máximos de julio fue una corrección incompleta, con un objetivo final de 1.3667 dólares que aún no se alcanzó.

En diciembre del 2004, ese fue el récord que se mantuvo por más de dos años, sugiriendo que será igualmente difícil que la moneda baje de esa marca.

Respaldando ese análisis, una mirada a los indicadores que buscan identificar el entusiasmo relativo de los compradores y vendedores involucrados en el desarrollo de la tendencia de los precios también apunta a una paridad cambiaria más baja, pero no mucho menor.

Según los gráficos de Reuters, este indicador en un plazo de 100 días a 0.4520 aún se encuentra en territorio de alza del euro a pesar de la caída enorme vista en semanas recientes. Eso se compara con los niveles negativos registrados en el 2000, cuando el euro descendía constantemente todos los meses.

Un analista de BNP Paribas, Claude Mattern, se remontó a la tendencia a la baja que registró el dólar entre 1985 y 1995 contra el marco alemán -antes de la existencia del euro- para tener pistas sobre la conducta actual.

El analista notó grandes alzas del dólar en 1991 y 1992 que coincidieron con la primera Guerra de Irak y con la turbulencia cambiaria europea, respectivamente.

"Ahora sí tenemos un movimiento al alza que es bastante largo pues empezó en el 2000, por lo que esto (la reciente subida del dólar) podría ser una advertencia de una reversión del movimiento del tipo de cambio euro/dólar. Pero en términos de tendencia, el euro/dólar sigue arriba de 1.3670 dólares, que era el máximo del 2004 antes de la consolidación", agregó.

Ahora ve
No te pierdas