La Inflación en la zona euro baja

Los precios cayeron 0.1% en agosto en 15 países de Europa por baja en precios de combustibles; analistas prevén que el Banco Central Europeo no recorte tasas.
BRUSELAS (CNN) -

La inflación en la zona euro se desaceleró en agosto, gracias a un crecimiento más débil en los precios del combustible y los alimentos, pero la inflación subyacente, que los excluye, subió, lo que podría llevar a que el Banco Central Europeo no recorte las tasas este año.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea dijo que los precios al consumidor en la zona euro, compuesta por 15 países, cayeron un 0.1% mensual y confirmó sus estimaciones previas de un aumento interanual del 3,8 por ciento, lo que representa un descenso desde el 4,0 por ciento en julio.

Los precios en términos anuales aumentaron más lentamente, gracias a un menor crecimiento en los precios de la energía, que subieron un 14,6 por ciento en agosto contra 17,1 por ciento en julio. Los precios de los alimentos, el alcohol y el tabaco se incrementaron en un 5,6 por ciento contra el 6,1 por ciento en julio.

Lo que el Banco Central Europeo llama inflación subyacente, una medida que excluye los frecuentemente volátiles precios de la energía y alimentos no procesados, subió un 2,6 por ciento interanual, un alza desde el aumento anual de 2,5 por ciento en cada uno de los tres meses previos.

"La aceleración en la inflación subyacente en agosto refuerza la creencia de que el BCE no recortará las tasas de interés antes del 2009, peses al creciente peligro de recesión en la zona euro", dijo Howard Archer, economista de Global Insight.

El BCE mira la inflación subyacente para determinar si los aumentos en los precios del combustible y los alimentos están impulsando el crecimiento en los precios en otros sectores de la economía, en lo que califica de efectos de segunda ronda.

Los economistas dijeron que la aceleración en la inflación subyacente reforzaría las preocupaciones del BCE de que los efectos de segunda ronda seguirían siendo un peligro.

"La inflación subyacente continuará moviéndose gradualmente al alza, ya que los pasados aumentos en los precios de las materias primas y el acelerado crecimiento del costo laboral se filtrarán", dijo Nick Kounis, economista jefe europeo de Fortis.

Una inflación subyacente más amplia usada por muchos economistas, que excluye la energía, lo mismo que los alimentos, el alcohol y el tabaco, subió a 1,9 por ciento anual en agosto contra el 1,7 por ciento en julio.

Ahora ve
No te pierdas