Ike abre puerta a reformas en Cuba

Las pérdidas de 5, 000 mdd causadas por el huracán acelerarían los cambios económicos: analista los huracanes dañaron la producción de caña de azúcar, tabaco, cítricos y café.
Las pérdidas por Ike equivalen a más de 10% del PIB cubano.
LA HABANA (CNN) -

Los devastadores huracanes Ike y Gustav perdonaron en gran medida a los motores de la economía cubana, pero el Gobierno podría tener que acelerar las reformas para evitar la frustración durante lo que promete ser una lenta recuperación, dijeron economistas locales.

Los huracanes de las últimas tres semanas dejaron pérdidas por un mínimo de 5,000 millones de dólares, según el Gobierno. Unas 200,000 personas quedaron sin casas y los daños son severos en la agricultura y la infraestructura civil.

"La pérdida por valor de 5,000 millones (...) representa alrededor del 10.5 por ciento del Producto Interno Bruto", dijo el martes el economista Ariel Terrero en la televisión estatal.

"El pasado año la economía cubana creció 7.5 por ciento, lo que quiere decir que, en apenas 10 días, el país perdió más que todo lo que produjo en un año", agregó.

Los daños en sectores como la caña de azúcar, el tabaco, los cítricos y el café hubieran sido un golpe mortal para la economía cubana en la década de 1990.

Sin embargo, la importancia de esos sectores ha disminuido a medida que Cuba levantó nuevos cimientos económicos.

Actualmente, el 74 por ciento del PIB cubano y los ingresos en divisas provienen de los servicios como el turismo y el envío de médicos, maestros y entrenadores a Venezuela y otros países.

El níquel y la biotecnología han sustituido al azúcar y el tabaco como las principales exportaciones.

De los nuevos motores de la economía cubana, sólo el níquel sufrió el impacto directo del huracán cuando Ike tocó tierra por la provincia oriental de Holguín, donde están las minas.

Sin embargo, la producción de níquel se reanudó y está volviendo a poco a poco a la normalidad, dijo el Gobierno.

Otros sectores fuertes como el turismo, la producción de medicamentos y los servicios están concentrados principalmente en las provincias de Matanzas y La Habana, donde se sintió menos el impacto de los vientos y las lluvias de Ike y Gustav.

También salió ilesa la industria petrolera, que produce la mitad del combustible que se consume en Cuba.

Primeras reformas

Pero las malas noticias superan a las buenas y podrían hacer que el Gobierno acelere las reformas económicas que algunos en Cuba esperan desde que Raúl Castro sustituyó en la presidencia a su convaleciente hermano Fidel Castro en febrero, dijeron economistas.

Raúl Castro asumió el poder en medio de una recuperación alentada por las inversiones de Venezuela, el principal aliado de Cuba, y prometiendo mejorar la vida "material y espiritual" de los cubanos.

El nuevo presidente emprendió algunas reformas, como liberar la venta de computadoras y teléfonos celulares, pero la promesa de cambio fue luego reemplazada por medidas de austeridad para enfrentar el alza de los precios de los alimentos y el combustible.

Ahora, con muchas personas sin techo y casi dos décadas de limitaciones económicas, Raúl Castro no podrá darse el lujo de demorar los cambios.

"Esto marca un antes y un después que afectará a todos y a la política", dijo un economista local que pidió no ser identificado.

"Las expectativas creadas por Raúl se desvanecen y ahora él debe reaccionar rápidamente y producir resultados concretos", agregó.

Desde que Raúl Castro asumió la presidencia descentralizó la agricultura y ofreció más tierras en usufructo para incrementar la producción de alimentos.

También levantó los límites salariales buscando aumentar la productividad y eficiencia en una economía que es controlada en un 90 por ciento por el Estado.

"Los planes para fortalecer la economía sufrieron un fuerte revés (con los huracanes), pero la situación puede obligar al Gobierno a abrir aún más la iniciativa privada y la inversión extranjera", dijo otro economista con la condición de que su nombre no fuera revelado.

Ahora ve
No te pierdas