¿A dónde irán los bancos de inversión?

Bear Stearns, Lehman Brothers y Merrill Lynch no sobrevivieron a la crisis financiera en EU; de los cinco grandes bancos independientes sólo sobreviven Goldman Sachs y Morgan Stanley.
Morgan Stanley es, junto con Goldman Sachs, de los dos banco  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El paso de los bancos de inversión independientes por el tsunami de la crisis financiera estadounidense ha sido difícil, ajetreado y no todos lograron salir adelante. De las cinco instituciones financieras más grande de este tipo que había hace apenas un año, actualmente sólo sobreviven dos: Goldman Sachs y Morgan Stanley.

El quinto mayor banco de Estados Unidos (EU), Bear Stearns, fue el primero en sucumbir ante las tempestades, en marzo sus acciones se desplomaron 45.8%, su capitalización cayó a 4,100 millones de dólares y el banco se tuvo que vender a JP Morgan en 236 millones de dólares, el equivalente a 2 dólares por acción.

El segundo gigante financiero en caer víctima de la crisis, a sus 158 años de edad, fue Lehman Brothers Holdings, que anunció el 15 de septiembre su plan de acogerse a la protección por bancarrota en EU, pero sin incluir sus operaciones de correduría.

El 17 de septiembre, el tercer banco más grande del Reino Unido, Barclays PLC, anunció que adquiriría el negocio de banca de inversión de Lehman en EU por 1,750 millones de dólares.

Lehman solía ser el séptimo banco de inversión en Estados Unidos. Ahora, Barclays se quedará con sólo 10,000 empleados, apenas dos quintas partes del total de trabajadores de la firma.

El tercer banco de inversión emproblemado fue Merrill Lynch & Co, que a sus 94 años de edad se vio obligado a venderse al Bank of America (BofA) por 50,000 millones de dólares en acciones.

El banco adquirió acciones comunes de Merrill por alrededor de 44,000 millones de dólares, así como unos 6,000 millones en opciones y otros valores. Se espera que la transacción se cierre en el primer trimestre del 2009.

El precio resultó de alrededor de 29 dólares por acción, aunque las acciones de Merrill se negociaban a 50 dólares en mayo y por encima de 90 dólares a inicios de enero del 2007.

El tsunami de la crisis financiera aún no termina y todavía se podrían llegar a ver más bajas en el sector financiero.

La crisis financiera mundial no ha terminado y más bancos podrían cerrar sus operaciones, lo que podría causar la desaparición de las casas de inversiones independientes, dijo recientemente el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn.

Aún para los bancos de inversión que sobrevivieron el camino no se ve despejado de nubarrones.

Goldman Sachs Group Inc anunció el 16 de septiembre que sus ganancias disminuyeron un 70% en el tercer trimestre y sus ingresos fueron menores a lo esperado, ya que la caída del mercado afectó a casi todos sus negocios.

Tal como se esperaba, los ingresos de banca de inversión de Goldman cayeron un 40 %, en medio de la escasez de operaciones.

Mientras tanto, Morgan Stanley reportó este miércoles una baja de 7% en sus ganancias con 1,430 millones de dólares o 1.32 dólares por acción.

Los bancos de inversiones, bancos comerciales y aseguradoras, efectuaron malas apuestas de que los precios se mantendrían firmes luego de años con ganancias históricas. Las apuestas fueron inusualmente grandes y apalancadas en Lehman Brothers Holdings Inc. (LEH), Merrill Lynch y Bear Stearns Cos.

Crisis golpea a otros sectores

Los bancos de inversión no han sido los únicos dañados por el tsunami de la crisis financiera, también las hipotecarias Freddie Mae y Fannie Mae y la aseguradora American International Group Inc. (AIG) padecieron los embates.

La Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés) de Nueva York autorizó el 16 de septiembre prestar hasta autorizó el 16 de septiembre prestar hasta 85,000 millones de dólares a AIG, que otorgaba garantías para muchas operaciones crediticias en EU, para solventar su atribulada situación financiera.

El plan, que evita la mayor bancarrota de la historia empresarial en Estados Unidos, sigue a los rescates de las financieras hipotecarias Freddie Mac y Fannie Mae hace sólo una semana.

La Fed de San Louis había estimado que el rescate de las hipotecarias pudiera llegar a costarles a los contribuyentes estadounidenses unos 300,000 millones de dólares.

Otra afectada por la crisis fue la financiera Washington Mutual Inc, la mayor caja de ahorro y préstamos de Estados Unidos. Los reguladores federales buscan a algún banco que pudiera adquirir la atribulada firma, según publicó el New York Post.

(Con información de Reuters, Dow Jones y CNNMoney.com).

 

Ahora ve
No te pierdas