¿Crecimiento económico? Luego hablamos

La crisis financiera de EU sigue golpeando a México que en el mejor de los casos crecería 2.5%; analistas esperan que la Fed baje las tasas de interés para impulsar a la mayor economía del mu
La economía de EU podría entrar en recesión. (Archivo)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las perspectivas para la economía mexicana se deterioran cada vez que en Estados Unidos se profundiza la crisis financiera y se acentúa la inflación local.

Incluso los más optimistas han reducido su perspectiva de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano para este año, como Scotiabank de 2.7 a 2.5%, mientras que Banamex espera un crecimiento de 2.2%, en tanto que la última estimación gubernamental es de 2.4%.

“Estimamos que será en el tercero y cuarto trimestres cuando pudiera ocurrir una mayor desaceleración en EUA e igualmente cuando pudiera observarse en México una mayor afectación del alza en la inflación”, dijo Miguel Medrano, analista de Scotibank.

Los expertos ven una mayor desaceleración el sector servicios, principalmente comercio, sector que representa dos terceras partes de la economía.

Adicionalmente la producción manufacturera se ve afectada por una menor actividad industrial en Estados Unidos, aunque las exportaciones al vecino del norte mantienen un crecimiento de 13% anual.

Sin embargo, la mayor economía del mundo sigue tambaleándose ante la quiebra y rescate de sus principales instituciones financieras como Lehman Brothers, AIG, Fannie Mae y Freddie Mac.

Estas reestructuras acarrearán más desempleo en el sector financiero, que incluye a los grandes consumidores estadounidenses, tan solo Lehman tiene más de 20,000 empleos en riesgo; al tiempo de que se limitará el crédito por un eventual incremento en la cartera vencida, lo que se convierte en uno de los principales riesgos sobre la economía mexicana que perdería parte del 80% de su mercado exterior.

La crisis financiera de EU

“Esto sugiere más riesgos de baja en la economía (de EU). La recesión va a durar más, cualquier recuperación futura será más silenciosa”, dijo en un reporte David Rosenberg, analista de Merrill Lynch, banco de inversión que ante la crisis fue adquirido en la víspera por Bank of América  en un intercambio de acciones por unos 55,000 millones de dólares.

Lo que esperan los analistas, y que pudiera propiciar un estímulo a la economía, es una baja en las tasas de interés que el martes pasado se mantuvieron estables por parte de la Reserva Federal Estadounidense (Fed por sus siglas en inglés).

“Si el gobierno (de EU) no desea auxiliar directamente el hambriento sistema financiero debido a preocupaciones en relación con el riesgo moral, creemos que la Fed tendrá que reducir las tasas”, dijo Rosenber.

Analistas esperan que el próximo 28 de octubre, cuando el Comité de Mercado Abierto se reúna, la Fed baje sus tasas de interés en al menos medio punto porcentual debido al deterioro en el empleo, las ventas al menudeo, el ingreso personal y la producción industrial.

Una baja en las tasas de interés permitiría a los bancos recuperar capital además de que el colapso en el sistema financiero propicia una baja en la inflación al limitarse el otorgamiento de créditos.

“Si las pérdidas del sector financiero aumentan, habrá una restricción monetaria a nivel mundial que afectará a la inversión y el consumo”, dijo César Castro, del Centro de Análisis y Proyecciones Económicas.

Este experto no ve una solución pronta, por el contrario se complica con la volatilidad de los precios de combustibles y alimentos.

“Esto nos augura un bajo crecimiento para la economía mexicana”, dijo Castro.

Para 2009 analistas prevén un crecimiento de entre 3.0 y 3.1%.

 

Principales riesgos para la actividad económica mexicana:

1.- Una mayor desaceleración global

2.-Desaceleración en el crédito

3.-Menor gasto de los consumidores y,

4.-La lenta implementación del programa de inversión en infraestructura del gobierno

Ahora ve
No te pierdas