Tasas sin cambio, inflación mayor riesgo

Banco de México dejará la tasa de interés en 8.25%, pero alertará sobre los riesgos inflacionar la inflación se encuentra en su mayor nivel desde 2004, tras alcanzar 5.57% anual en agosto.
El costo del dinero seguirá limitando el acceso al crédito.  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Este viernes Banco de México dejará la tasa de interés de fondeo en 8.25%, estiman analistas que prevén un comunicado de política monetaria con énfasis en los riesgos de mayor inflación.

“Lo importante será observar el mensaje que den a los mercados sobre la percepción inflacionaria y el crecimiento económico”, dijo Daniel Blancas, analista de Scotiabank.

“Hay expectativa por ver si el Banco de México endurece su comunicado debido a los malos datos inflacionarios recientes”, coincidió en un reporte Ixe casa de Bolsa.

La inflación alcanzó el 5.57% anual en agosto, la más alta en cuatro años debido principalmente a los aumentos de precios de gasolinas, productos agropecuarios y alimentos procesados.

Una advertencia del banco central por mayores incrementos de precios abre la posibilidad de que en cualquier momento aumente las tasas de interés con el objetivo de contener las presiones sobre los precios y las perspectivas sobre la inflación en el mediano plazo.

Las autoridades monetarias se enfrentan a la disyuntiva de encarecer el costo del dinero en un ambiente internacional de mayores precios o contribuir al crecimiento de la desacelerada economía mexicana.

Sin embargo los expertos ven una baja en las tasas de interés sólo en el caso de que la inflación se dirija más rápido de lo previsto hacia el objetivo de 3.0%, lo que se ve lejano.

Analistas consideran que la inflación cerrará el año en 5.61%, nivel superior al objetivo del Banco de México de 3 (+/- un punto porcentual), mientras que para 2009 se espera un aumento de 4% en los precios.

Inflación uno de los mayores riesgos

La inflación sigue siendo uno de los mayores riesgos sobre la economía mexicana junto con una mayor desaceleración de la economía estadounidense.

Aunque el aumento de los precios que vive en estos meses su mayor expresión de los últimos cuatro años podría comenzar a ceder a mediados o finales de 2009, el impacto en el ánimo del consumidor se incrementa propiciando un menor consumo y menor actividad productiva.

Para Merrill Lynch los participantes en los mercados, principalmente gestores de fondos, se subestiman los riesgos de la inflación global más alta.

Una baja en los precios del petróleo y de algunos alimentos en las últimas semanas no es suficiente y es probable ver choques de oferta en este segundo semestre del año, indica en un reporte el banco de inversión.

Ahora ve
No te pierdas