El dólar a la baja por incertidumbre

El billete verde alcanzó un mínimo en más de tres semanas ante la moneda europea; el euro cerró en 1.837 dólares y registró su mayor ganancia diaria desde su aparición, en 1999.
NUEVA YORK (CNN) -

El dólar se desplomó este lunes, alcanzando un mínimo en más de tres semanas ante el euro, ya que el plan de rescate del Gobierno de Estados Unidos, que apunta a calmar la crisis global del crédito, revivió las preocupaciones sobre el enorme déficit presupuestario del país. El paquete, de 700,000 millones de dólares y que espera la aprobación del Congreso, daría amplios poderes al Departamento del Tesoro estadounidense para comprar a las firmas financieras deudas "tóxicas" relacionadas con hipotecas, incluyendo a subsidiarias de bancos extranjeros en Estados Unidos.

Según analistas, los inversores internacionales serán cada vez más reticentes a financiar el creciente déficit estadounidense al tipo de cambio actual, y sostienen que costear esa brecha requeriría tasas de interés más altas y un dólar más flojo.

"Nadie sabe qué forma tendrá el paquete de rescate. Sólo sabemos vagamente cuánto costará", dijo Ron Simpson, director de investigación cambiaria de Action Economics en Tampa, Florida.

La posición fiscal de Estados Unidos "no se ve positiva para este y el próximo año (...) En general, la incertidumbre generó el actual debilitamiento del dólar", agregó.

Durante las últimas operaciones en Nueva York, el euro cerró en 1.837 dólares, un máximo en tres semanas y un alza de 2.5% en el día. La moneda europea registró su mayor ganancia diaria desde su aparición, en enero de 1999.

La libra esterlina también se benefició de la venta de dólares, y alcanzó un máximo de 1,8643 unidades durante el día, para luego ceder a 1,8615 y cerrar con alza de 1.6%.

La Oficina Presupuestaria del Congreso proyectó un déficit récord para Estados Unidos de alrededor de 438,000 millones de dólares durante el próximo año fiscal, sin contar el costo del rescate. Se prevé que el paquete de rescate suba el techo permitido para la deuda pública en un 6.6%.

Los analistas también sembraron dudas acerca de la forma final que tendría la solución propuesta por el Gobierno para contener la crisis crediticia, y en torno a cómo serían valorados los activos dañados y sin liquidez de los bancos y traspasados a los libros fiscales.

Según los expertos, el plan de rescate del Tesoro estadounidense podría extenderse desde cubrir sólo activos relacionados con hipotecas, a otros "activos en problemas", incluyendo potencialmente tarjetas de crédito y deuda por préstamos.

"Esto podría elevar significativamente el costo del programa propuesto inicialmente, y deja al descubierto los balances del Gobierno, llevando a los contribuyentes a una incertidumbre mayor", escribió Sacha Tihanyi, estratega cambiario asociado en Scotia Capital en Toronto.

"Esta incertidumbre podría perjudicar el desempeño del dólar en el futuro, y posiblemente reducir la demanda internacional por activos estadounidenses", agregó.

Sin embargo, otros analistas elogiaron el plan gubernamental y señalaron que el Tesoro estadounidense debía actuar para evitar una mayor crisis en los mercados financieros.

El mercado podría estar demasiado centrado en la cantidad de crecimiento de la deuda gubernamental, pero podría estar subestimando el hecho de que el Gobierno también está comprando activos, dijo Marc Chandler, jefe de estrategia global en Brown Brothers Harriman.

"Reconocemos las genuinas preocupaciones en torno a la trayectoria de la política fiscal estadounidense, (pero) creemos que, pese a que el dólar sea castigado en el corto plazo, Estados Unidos será recompensado a mediano plazo", agregó.

Ahora ve
No te pierdas