La reforma energética, tras bambalinas

Podría aprobarse la iniciativa que pretende aumentar participación privada en el sector petrole PAN y PRI apoyan licitar adquisiciones sólo a largo plazo, PRD dice que todas deben licitarse.
La iniciativa petrolera ha enfrentado al Congreso. (Archivo)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El Congreso mexicano podría aprobar en los próximos meses una reforma energética impulsada por el Gobierno con la que éste busca revitalizar al alicaído sector petrolero, la principal fuente de ingresos del país. La iniciativa propone, entre otros puntos, aumentar la participación privada en el sector, donde Pemex, cuya producción va en declive, asegura que no tiene dinero para explorar yacimientos por los pesados tributos con los que financia el presupuesto del Estado.

El proyecto enfrenta la oposición de los partidos de izquierda, que amenazan con protestas callejeras tras haber tomado en abril por dos semanas las tribunas en el Congreso en rechazo a la reforma, la que ven como un intento del presidente Felipe Calderón por privatizar a Pemex.

A continuación, un recuento de los hechos que se han suscitado en torno a las negociaciones de esta iniciativa:

  • Los partidos en las comisiones del Senado no alcanzaron un acuerdo sobre la normativa que deberá seguir la petrolera estatal Pemex en materia de adquisiciones, lo que atoró el debate de la reforma energética. El partido gobernante y el opositor PRI están a favor de un plan para licitar las adquisiciones sólo en los casos a largo plazo, mientras que la izquierda dice que toda obra y servicio debe licitarse.
  • El coordinador de los diputados del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), Emilio Gamboa, dijo que en octubre será votado en el Senado el dictamen de la reforma energética. En declaraciones publicadas por el diario Milenio, Gamboa dijo que la reforma no será aprobada tal y como la envió en abril el presidente Felipe Calderón.
  • El senador oficialista Rubén Camarillo dijo que la elaboración del dictamen de la reforma tiene un avance del 60 o 70% y que el miércoles iniciaría el análisis de los contratos de Pemex con empresas privadas, el tema más polémico del proyecto, publicó el diario Milenio.
  • Durante una comparecencia ante diputados del secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, legisladores de izquierda le pidieron que el Gobierno retire su proyecto de reforma energética, al que consideraron "privatizador" de Pemex.
  • La bancada del gobernante Partido Acción Nacional (PAN) presentó en el Senado una iniciativa que busca evitar que sean tomadas las tribunas del Congreso, como ocurrió durante dos semanas en abril cuando izquierdistas protestaron contra la iniciativa de reforma energética presentada por Calderón.
Ahora ve
No te pierdas