Frustran rescate y se desploman Bolsas

Los mercados accionarios de EU y México se hunden tras el rechazo congresista al plan financiero; el Dow Jones, el Nasdaq y el S&P 500 pierden 6%, 7.9% y 7.7%, respectivamente.
Los mercados accionarios tienen fuertes pérdidas la jornada
NUEVA YORK (CNN) -

En Wall Street, el promedio industrial Dow Jones aceleró sus pérdidas a un 6.0%, mientras que el Nasdaq se hundía un 7.9%. El índice S&P 500 caía 7.76%.

Pero el mayor derrumbe era el del índice de acciones latinoamericanas de Morgan Stanley, que se desplomaba un 13.9%, a 2,913.72 puntos.

Las bolsas y monedas de América Latina acentuaron el lunes su derrumbe generalizado luego que el Congreso de Estados Unidos rechazó un paquete de rescate financiero que pretendía sacar al país y a Europa de una crisis crediticia que amenaza a todo el mundo. Los mercados latinoamericanos, siguiendo a Wall Street y sus similares europeos, registraban fuertes pérdidas, aunque los bancos operaban sin señales de corridas ante los fuertes fundamentos macroeconómicos de los países de la región.

Pero el desplome se acentuó cuando la Cámara de Representantes de Estados Unidos rechazó un paquete de rescate financiero de 700,0000 millones de dólares propuesto por el Gobierno del presidente George W. Bush.

Nada valieron los esfuerzos de los gobiernos europeos, que comprometieron miles de millones de euros para salvar a instituciones financieras del desastre, y los mercados de todo el mundo registraban grandes números en rojo.

Asimismo, el estadounidense Citigroup anunció la compra de las operaciones bancarias de Wachovia Corp, acentuando las preocupaciones sobre la amplitud de una crisis que tuvo sus raíces en la nación norteamericana, considerada la mayor economía del mundo.

"Efecto dominó"

El índice Bovespa de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, la mayor de América Latina, se desplomaba un 12.25%, a 44,563.29 puntos luego de reiniciar las operaciones tras una suspensión decidida al perder un 10%.

La moneda brasileña, el real, se desvalorizaba un 6.48%, a 1.971/1.973 unidades por dólar.

"El efecto dominó que todo el mundo temía comenzó a propagarse", opinó Vanderlei Arruda, gerente de cambio de la correduría Souza Barros de Sao Paulo.

En México, el índice de la bolsa mexicana IPC perdía un 6.21%, a 24,006.17 unidades.

El peso mexicano extendía su baja a un 1.13%, a 10.9215/10.9233 pesos por dólar.

En Chile, el índice IPSA de las 40 acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Santiago, perdía un 4.6%, a 2,655.9 puntos.

"La crisis estaba propagada, pero ahora estamos viendo los datos duros de quiebras (de banco europeos)", dijo Marcelo Ogaz, analista de BICE Inversiones en Santiago.

El peso chileno retrocedía en el mercado spot más de un 2.5%, a 558.70/559.20 unidades por dólar.

Por su parte, el índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires se desplomaba un 8.77%, a 1,543.89 puntos.

¿Región blindada?

Antes de conocerse el rechazo al plan de rescate estadounidense, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, llamó a los bancos centrales a investigar y a establecer controles sobre el sistema financiero mundial.

En su programa semanal de radio "Desayuno con el Presidente", Lula subrayó que la economía de Brasil tiene fundamentos que le permitirán pasar los remezones externos con escasos daños.

"El sistema financiero también necesita tener mucha ética, y mi idea es que en adelante los bancos centrales puedan reunirse en Basilea y tomar medidas duras para investigar y controlar el sistema financiero del mundo", dijo.

"No se puede permitir más que las personas transformen un banco en un verdadero casino, donde lo que vale es la apuesta, sin medir las consecuencias de esas apuestas", agregó.

Lula sostuvo que la mayor economía de América Latina nunca tuvo una situación tan sólida y que estaba "convencido de que Brasil, si tuviera que pasar por algún ajuste, será muy pequeño, porque Brasil diversificó su balanza comercial".

Las economías de América Latina han mantenido fuertes sus fundamentos pese a la prolongada crisis crediticia en Estados Unidos, pero la agudización de los problemas financieros y su extensión a Europa abrieron nuevos signos de interrogación sobre el futuro de la región.

Ahora ve
No te pierdas