Europa trata de calmar a sus ahorradores

Los gobiernos de Francia, España e Irlanda afirmaron que los depósitos bancarios están garantiz pidieron mantener la calma y dijeron que actuarán ante el colapso de entidades del sistema banc
El capital de Dexia fue reforzado por Bélgica, Francia y Lux  (Foto: )
PARÍS/ MADRID/DUBLIN (CNN) -

Los gobiernos de Francia, España e Irlanda intentaron calmar a los depositantes, al afirmar que su dinero esta seguro en el sistema bancario. Pidieron confianza a los ahorristas para mantener sus depósitos en las entidades bancarias de los países.

El Gobierno de Irlanda comprometió el martes una suma de dinero equivalente a más del doble de su producto interno bruto (PIB) para garantizar todos los depósitos bancarios, en una medida dramática para mejorar el acceso de los bancos al mercado internacional de fondos, paralizado por el racionamiento mundial del crédito.

Las autoridades de Francia dijeron que el dinero de la población estaba seguro en el sistema bancario, tras la inyección de fondos públicos para salvar al grupo de servicios financieros franco-belga Dexia.

"No hay motivos para asustarse o entrar en pánico", dijo Noyer en una entrevista con la radio RTL.

El ministro de Economía de España, Pedro Solbes, dijo el martes que los ahorros y los depósitos están fuertemente garantizados en España y que los ciudadanos no deben sentir ninguna preocupación por este tema.

Solbes subrayó que el sistema financiero español goza de una solvencia admirada por toda la comunidad internacional.

"España cuenta con un sistema de garantía de depósito potente, cuya solvencia sirve de ejemplo al mundo entero", dijo a periodistas preguntado por la iniciativa irlandesa de garantizar los depósitos bancarios.

Irlanda garantiza depósitos

La garantía que ofreció el gobierno de Irlanda, que cubre pasivos por hasta 400,000 millones de euros (575,000 millones de dólares), incluyendo depósitos minoristas, comerciales e interbancarios, entra en vigor inmediatamente y vence en septiembre del 2010.

El programa, que también cubre ciertos bonos y otros instrumentos de deuda, se ofrecerá a los bancos que paguen una comisión, cuyo nivel aún no fue establecido.

El programa, que también cubre ciertos bonos y otros instrumentos de deuda, se ofrecerá a los bancos que paguen una comisión, cuyo nivel aún no fue establecido.

Irlanda, golpeada por el doble impacto de la crisis global del crédito y un declive doméstico de las propiedades, la semana pasada se convirtió en la primera economía de la zona euro en hundirse oficialmente en la recesión este año, terminando abruptamente más de una década de auge.

"Lo que estamos haciendo es garantizar el flujo vital del sistema bancario, el sistema de préstamos que es esencial para la operación exitosa de cualquier sistema bancario", dijo el ministro de Finanzas Brian Lenihan.

Las acciones de los bancos del país han registrado las caídas más fuertes en el sector de Europa. El lunes, sufrieron sus peores pérdidas en más de dos décadas, aunque el anuncio del martes ayudó a revertirlas parcialmente.

Otros países han actuado para tranquilizar a los ahorristas de que su dinero está seguro, en momentos en que cada vez más bancos de los países desarrollados tienen que ser rescatados por los Gobiernos.

Francia pide calma a ahorristas

Las autoridades de Francia aseguraron que se debe confiar en el sistema bancario, tras la inyección de fondos públicos a Dexia.

Dexia recibirá un refuerzo de su capital por una suma de 6,400 millones de euros (9,180 millones de dólares) de parte de Bélgica, Francia, Luxemburgo y otros aportantes clave, a fin de rescatarlo de la crisis financiera que se ha propagado de los bancos estadounidenses a Europa.

La decisión francesa de apoyar al banco, un contribuyente importante al financiamiento de autoridades locales, siguió a unas conversaciones de emergencia entre el presidente Nicolas Sarkozy y Christian Noyer, miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE).

El rescate de Dexia tiene lugar a pesar de las reiteradas afirmaciones del Gobierno de que los bancos franceses están mucho mejor posicionados que sus competidores de Estados Unidos para resistir la crisis financiera.

Las acciones de los principales bancos europeos se han derrumbado tras la noticia de Dexia y el rechazo imprevisto de los legisladores estadounidenses a un rescate financiero de 700,000 millones de dólares.

Sarkozy ha dicho que el Estado se encuentra listo para intervenir y proteger los depósitos de cualquier banco francés que enfrente problemas, un mensaje que reiteraron el martes Noyer y el ministro del Presupuesto, Eric Woerth.

"Si un establecimiento bancario tuviera dificultades al final del día, el Estado estaría allí para garantizar los depósitos de la gente", dijo Woerth.

Si bien Noyer y Woerth reiteraron las garantías sobre los bancos franceses, no descartaron que vayan a aparecer sorpresas en los resultados financieros que saldrán en las próximas semanas.

"No digo que no habrá sorpresas en las cuentas que se publicarán en las próximas semanas o meses", dijo Noyer. "Pero no estamos enfrentando un drama".

España garantiza ahorros y depósitos

El ministro de Economía de España, Pedro Solbes, dijo el martes que los ahorros y los depósitos están fuertemente garantizados en España. Dijo que es poco probable que el sistema financiero español se vea contagiado por la crisis financiera procedente de Estados Unidos, que obligó a una intervención estatal en varios países europeos.

"Con los datos disponibles, nosotros pensamos que el sistema financiero español no tiene ningún peligro", agregó.

Dijo que las entidades financieras domésticas no han tenido ninguna exposición a activos 'tóxicos', tales como las hipotecas 'subprime' y subrayó las garantías que suponen medidas como las de provisiones anticíclicas.

El ministro aprovechó su intervención para recordar que el Gobierno español, como el resto de los de la Unión Europea, llevan un año trabajado en el análisis de la crisis financiera iniciada en el verano boreal del 2007.

"De los últimos acontecimientos que hemos vivido hemos aprendido que hay distintas formas de actuación", señaló.

El titular de Economía dijo que consideraba positiva la intervención de los países europeos en algunos bancos.

"Cada país toma la decisión en función de sus circunstancias particulares y vemos sus acciones como algo positivo para todo el sistema", dijo.

Ahora ve
No te pierdas