Crisis frenará proyectos de etanol en EU

La crisis financiera obligará al gobierno estadounidense a retrasar la producción de biocombust entre los proyectos que podrían postergarse están la construcción de seis plantas de etanol.
Desde 1998 Guadalajara vio al biocombustible como opción. (A
Juliana Fregoso
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La crisis financiera en Estados Unidos obligará al gobierno a retrasar sus proyectos de generación de biocombustibles y a reducir los subsidios a la producción, advierten analistas.

Los expertos consideran que en este momento el gobierno estadounidense tiene otras prioridades en el gasto, por lo que los programas de generación de etanol y el subsidio a la producción pasarán a un segundo plano.

“Se van a detener las inversiones para el desarrollo de etanol y biodiesel, aunque no por mucho tiempo, porque con el alto precio del petróleo los biocombustibles son una parte importante para generar combustibles alternos”, dijo Sergio Garcilazo, director de la Escuela de Negocios Internacionales de la Universidad Panamericana.

En los últimos siete años, el gobierno estadounidense invirtió 12,000 millones de dólares para promover fuentes alternativas de energía como una opción para reducir su dependencia de las importaciones petroleras, según señaló el presidente George W. Bush el 5 de marzo, en un discurso ante miembros de la Asociación de Combustibles Renovables.

Actualmente, EU produce 18,000 millones de litros de etanol al año. En tres años construyó 200 plantas y en un esfuerzo por obligar a que las gasolinas incluyeran en el corto plazo una mezcla de 20% de etanol, Bush impulsó un subsidio de 51 centavos por galón.

“Va a haber recorte por ese lado. Lo que ya se hizo no se puede parar, pero se podrían frenar los nuevos proyectos; hay que tomar en cuenta que la mayoría de las plantas funcionan con subsidio del gobierno. Hay que ver en qué va a recortar el gobierno su gasto, por que el próximo presidente de Estados Unidos no va a tener mucho de donde echar mano”, advierte Claudio Gianni, analista de The New Farm Company, especializada en publicaciones agropecuarias.

Entre los proyectos que podrían retrasarse por la crisis estadounidense está el aprobado hace un año para invertir 385 millones de dólares, en un lapso de cuatro años, para la construcción de seis nuevas plantas de etanol en Missouri, California, Florida, Virgina, Dakota del Sur y Colorado.

“Pero no hay que olvidar que Estados Unidos no puede abandonar este proyecto por mucho tiempo, porque el petróleo también está caro y depende mucho de las importaciones y eso es algo que debe tener en cuenta el próximo presidente”, advierte Gracilazo.

Cabe recordar que en 2007, EU promulgó la llamada Ley de Independencia y Seguridad Energética en la que especificaba un estándar nacional obligatorio de rendimiento de combustible de 35 millas por galón para el 2020, lo que ahorrará millones de galones de gasolina, lo que representa otra presión para el nuevo presidente que deberá encontrar fondos para que no se detenga el proyecto de etanol y a la vez depender menos del petróleo extranjero.

Ahora ve
No te pierdas