Europa busca cambiar inversión bancaria

Autoridades del bloque propusieron 40 medidas para evitar una nueva crisis financiera; las iniciativas limitarían las inversiones en hipotecas de riesgo y mejorarían el análisis.
Charlie McCreevy, comisario europeo de Mercado Interno. (Reu
BRUSELAS (Notimex) -

La Comisión Europea (CE) propuso hoy un paquete con 40 medidas que modifican las reglas para las inversiones bancarias en productos de alto riesgo, para evitar otra crisis financiera como la que afecta actualmente a los mercados globales. 

El comisario europeo de Mercado interni, Charlie McCreevy, indicó que hace meses el Ejecutivo trabaja en ese plan y, pese a que sale a la luz en el momento más crítico de la actual crisis que se originó en Estados Unidos, no se espera que surta efectos a corto plazo. 

"Es una propuesta de cara al futuro, para evitar que vuelva a haber crisis de ese tipo", explicó McCreevy en rueda de prensa. 

Una de las principales medidas del paquete determina que un banco europeo sólo puede adquirir instrumentos con riesgo transferible - como las hipotecas estadounidenses que desencadenaron la crisis - si la entidad financiera que los vende conserva al menos el 5.0% del título en cuestión. 

Se trata de una medida de seguridad: el vendedor del producto estaría expuesto al mismo riesgo que el comprador y, por lo tanto, no se atrevería a ofrecer activos "tóxicos", según la propuesta de la CE. 

"De esa forma las entidades financieras se verán obligadas a valorar mejor los riesgos que pueden asumir de acuerdo con sus reservas", explicó McCreevy. 

El borrador de la propuesta preveía un pido del 20%, pero el comisario dijo que la cifra "no sería aprobada por los países miembros". 

Otra modificación incluida en el paquete consiste en la limitación de la cantidad de dinero que los bancos pueden prestarse entre sí a un 25 por ciento de sus fondos propios, o a 150 millones de euros (210 millones de dólares) en el caso de las entidades más pequeñas, como las cajas de ahorro. 

McCreevy indicó que confía en que en lugar de empeorar la liquidez del mercado, esa iniciativa ayude a diversificar los préstamos y que una entidad financiera no salga tan perjudicada por la crisis de otra, ya que no habrá "puesto todos sus huevos en una misma cesta". 

El paquete de medidas también propone crear "colegios de supervisores", organismos que serían encargados de vigilar la actuación de los bancos europeos que actúan en más de un país miembro. 

"Es urgente contar con un sistema de supervisión que se corresponda con el carácter integrado de los mercados financieros, tal y como demuestran las actuales turbulencias", valoró McCreevy. 

Sujetas a la aprobación del Parlamento Europeo y del Consejo de los Veintisiete, las nuevas medidas deberían entrar en vigor dentro de al menos dos años, estimó el Ejecutivo. 

"Es esencial ir más allá de las medidas de corto plazo y establecer un verdadera y estructurada respuesta europea. Es la única manera de asegurar el retorno de la estabilidad y la confianza", justificó en una rueda de prensa paralela el presidente de la CE, José Manuel Barroso. 

Como parte de esa reforma estructural, la CE presentará en noviembre otra propuesta para aumentar el control sobre las agencias calificadoras de riesgo.

Ahora ve
No te pierdas