Gran Bretaña no garantizará depósitos

Francia y Reino Unido negaron tener planes para garantizar todos los depósitos bancarios; aseguraron que los ahorros están a salvo y que no imitarán las acciones de protección irlandesa

El gobierno británico negó el miércoles que el primer ministro Gordon Brown haya contratado a bancos de inversión para que lo asesoren sobre un posible plan para garantizar todos los depósitos bancarios.

La oficina de Brown desmintió así un artículo aparecido en el diario Daily Mail que había dicho que el primer ministro había tomado la inusual medida de contratar a los bancos UBS y N.M. Rothschild para que lo asesoren sobre un eventual salvataje bancario.

El portavoz oficial de Brown dijo que el artículo "no era verdadero".

"No tenemos intención en el Número 10 (la oficina del primer ministro) de contratar a ningún banco de inversión. Estamos trabajando de cerca con el Tesoro como uno esperaría", dijo el portavoz a la prensa.

El diario citó a fuentes gubernamentales sin identificar diciendo que Gran Bretaña consideraba imitar una medida de Irlanda para garantizar todos los depósitos bancarios en respuesta a la crisis crediticia global.

La protección de los depósitos se ha vuelto una preocupación clave entre los británicos después de que el Gobierno debió nacionalizar a dos compañías hipotecarias este año.

Brown dijo el martes que planeaba subir la garantía para los ahorros bancarios a 50.000 libras (90.560 dólares) desde las 35.000 libras actuales.

Pero indicó que Gran Bretaña no imitaría el esquema irlandés.

A las desmentidas sobre el tema se sumó el miércoles el Ministerio de Economía de Francia, que negó un artículo del diario Irish Times que decía que París planeaba garantizar los depósitos bancarios tal como hizo Irlanda.

"Negamos de plano el artículo del Irish Times", declaró un portavoz del ministerio.

"No hay ningún plan para implementar una garantía general sobre los depósitos como hicieron los irlandeses, simplemente porque la actual situación no lo justifica", agregó.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha dicho que los ahorristas no sufrirán ninguna pérdida si algún banco nacional entra en dificultades.

Ahora ve
No te pierdas