Stiglitz: El plan de rescate es ineficaz

El Nobel de Economía 2001 propone crear otro sistema regulatorio para recobrar la confianza; indicó que es imperativo que se revise un seguro de depósitos para los inversionistas.
Joseph Stiglitz analizó la crisis financiera en una conferen  (Foto: )
GINEBRA (Notimex) -

El premio Nobel de Economía 2001, Joseph Stiglitz, dijo que para recobrar la confianza en los mercados se debe crear un nuevo sistema regulatorio que tome en cuenta las enseñanzas del pasado.

Stiglitz afirmó que es imperativo que en tiempos de crisis, se revise de manera comprensiva un seguro de depósitos para los inversionistas, que consideró esencial para crear confianza.

En una conferencia en la Universidad de Ginebra, Stiglitz dijo que desgraciadamente las medidas que está tomando el gobierno de Estados Unidos no van a servir de mucho, pero reconoció que el paquete de 700,000 millones de dólares "es mejor que nada".

Estimó que el gobierno de Bush no se caracteriza por su "reflexión profunda en economía", y señaló ante cientos de estudiantes de la universidad que los mercados financieros están pagando las consecuencias.

Indicó que los mercados no hicieron lo que tenían que hacer, y la mayoría de sus recomendaciones van por el lado del gobierno o de la Reserva Federal estadounidense (Fed), que deben evitar los excesos del pasado.

Propuso, por ejemplo, la creación de una comisión de seguridad para garantizar que los productos financieros sean "aptos para el consumo humano".

El premio Nobel de Economía subrayó que el plan estadounidense es ineficaz e insuficiente.

El reventón de la "burbuja financiera" producido hace unos días ha sacudido con la fuerza de un feroz terremoto el mundo de las finanzas. Sus efectos se han empezado ya a sentir en todo el planeta.

Europa también lo resentirá

Europa no se quedará inmune y la desaceleración de la economía comenzará a sentirse en países del viejo continente, agregó.

Además, sugirió imponer otras regulaciones que pongan freno al endeudamiento, cuando éste se sale de control.

"Históricamente se ha demostrado que una rápida expansión del endeudamiento ha sido en parte responsable de las crisis. Y la actual no es la excepción", dijo el Nobel estadounidense.

"La economía estadounidense se dirige hacia una larga recesión", auguró el economista.

"Estamos en medio de una de las peores crisis del siglo, y claro, el gobierno actual estadounidense hubiera querido que esto pasara después de noviembre (mes de las elecciones), qué bueno que no fue así", exclamó Stiglitz.

Joseph Stiglitz fue asesor económico del presidente estadounidense demócrata William Clinton y ex vicepresidente del Banco Mundial (BM).

Stiglitz hizo referencia a los tiempos en los que el presidente George W. Bush aún defendía su modelo económico, mientras que el Premio Nobel aseguraba que la nación había entrado a un proceso recesivo parecido al de los años 20.

Entre las causas de ese proceso, mencionó el gasto multimillonario en Irak y la crisis inmobiliaria, "pero no nos escucharon".

Stiglitz critió que se siguieran dando créditos hipotecarios a gente de bajo ingreso y les hicieron creer que podrían pagar, cuando el ingreso de la gente común en Estados Unidos no ha subido significativamente desde hace ocho años.

No se necesita ser premio Nobel para ver que había un problema, señaló.

La responsabilidad principal por la situación creada recae sobre los bancos, dijo Stiglitz, pues "administraron de forma incompetente los riesgos de activos y dieron gordos salarios a ejecutivos para que tomen decisiones extraordinariamente pésimas", dijo.

Afirmó que en parte, el propio Bush es responsable por esta crisis, por "los recortes de impuestos de 2001 y la Guerra de Irak en 2003. Todo eso contribuyó a la crisis", señaló.

La Reserva Federal también es responsable porque en todo el período en que fue conducido por Alan Greenspan fue incapaz de regular el sector financiero. "Si uno precisa una mejor regulación del sector financiero, son necesarios mejores reguladores", opinó.

Es necesario utilizar el conocimiento para no volver a caer en lo mismo una y otra vez, es la única manera de evitar una depresión mayor, no sólo en Estados Unidos sino a nivel global, concluyó Stiglitz.

Ahora ve
No te pierdas