La falta de crédito amargará la Navidad

Pese al rescate financiero no se prevé que los bancos flexibilicen el otorgamiento de préstamos sin dinero para gastar, analistas prevén una caída en las ventas navideñas en Estados Unidos.
En esta navidad, la lista de regalos tendrá que reducirse. (
Parija B. Kavilanz
NUEVA YORK -

Se acerca la temporada de compras navideñas, pero este año la sequía que vive el crédito les restará felicidad a consumidores y minoristas, quitándole también prosperidad a la economía en su conjunto.

A pesar de que el Congreso estadounidense aprobó el rescate millonario a las instituciones financieras, los analistas de la industria afirman que la medida no garantizará que las entidades de préstamo flexibilicen las restricciones crediticias y el dinero vuelva a fluir a los golpeados bolsillos de los consumidores.

“Hay nerviosismo en la industria de la venta al por menor. Todavía no llegamos al Halloween y los minoristas ya están hablando de descuentos navideños” declara Marshal Cohen, analista del sector en la firma NPD Group.

La Navidad es un suceso importante para los minoristas, pues las compras asociadas a esta temporada generalmente representan la mitad o más de la mitad de las ventas y ganancias del año.

Esta semana, Wal-Mart, el mayor minorista del mundo, anunció que rebajaría los precios de los juguetes más populares y presentaría su mercancía navideña en los próximos días.

KB Toys, otra empresa del ramo juguetero, confirmó la semana pasada que reduciría el precio de más de 200 juguetes a 10 dólares o menos para “permitir que los consumidores hagan valer su dinero en estos tiempos tan difíciles.”

Para no quedarse atrás, algunas cadenas de farmacias también se han sumado a la parafernalia navideña con dos meses de antelación.

¿Pero serán suficientes estos anticipados incentivos comerciales para salvar una sombría temporada de ventas, como muchos analistas esperan que sea?

Cohen no lo cree, y prevé que las ventas de noviembre y diciembre incluso disminuyan entre un 1 y 2%. “En los 10 años que llevo estudiando la industria minorista, nunca había augurado un declive en las ventas” afirma. Por su parte, la Federación Nacional de Minoristas de EU pronostica una precaria ganancia del 2.1% para ese periodo bimestral.

Cero deseo + Cero crédito = Año perdido

“Este ha sido un año perdido en lo que respecta a ventas” señala Cohen, y añade que el estrangulamiento que sufre el mercado crediticio sólo ha empeorado la situación para el sector, especialmente en las semanas que vienen.

El 87% de los consumidores estadounidenses usan algún tipo de crédito para financiar sus compras navideñas, según estima Britt Beemer, analista del ramo minorista y presidente de la firma de investigación America's Research Group.

Así, mientras la atribulada industria bancaria estrecha los criterios para conceder crédito y reduce los límites de préstamos, estas acciones terminarán por inhibir la capacidad -y el deseo- de los consumidores por gastar discrecionalmente. Teniendo esto en mente, Beemer calcula que las ventas navideñas podrían caer hasta un 4%.

Por lo demás, cualquier desaceleración en el gasto del consumidor inmediatamente hace sonar la alarma en la economía nacional, pues este gasto representa dos terceras partes del crecimiento económico de EU.

De igual forma el acceso al crédito es importante para los minoristas, en especial para el cuarto trimestre. “Los minoristas dependen del crédito para ampliar su inventario navideño, contratar personal durante la temporada y pagar por la publicidad” explica Catherine Fox-Simpson, socia de la consultora BDO Seidman.

De acuerdo a un sondeo realizado por esta firma a los gerentes financieros de 100 empresas minoristas, la mitad de ellos dijo haber resentido la restricción del crédito. “El efecto que eso conlleva es que muchos minoristas tendrán menor inventario en Navidad, contratarán menos empleados adicionales y reducirán los horarios de las tiendas” advierte Fox-Simpson.

El escaso crédito también acarrea otros problemas, pues durante la temporada decembrina muchas tiendas suelen ofrecer promociones de financiamiento para atraer al público, como 12 meses sin intereses en la compra de artículos electrónicos, muebles y joyería.

“Creo que este año desaparecerán este tipo de promociones” sostiene Beemer.

“Todos los minoristas están adoptando estrategias para sobrevivir la temporada navideña” dice Howard Davidowitz, presidente del banco de inversiones Davidowitz & Associates Inc, quien prevé que las ventas caerán un 2%.

Ahora ve
No te pierdas