ONU pide mayor control ante la crisis

Naciones Unidas solicitó controlar más severamente a los mercados financieros ante la crisis; la UNCTAD propuso varias medidas regulatorias para el sector.
La ONU propuso transparentar el manejo de los mercados. (Arc  (Foto: )

Naciones Unidas solicitó el martes un control más severo de los mercados financieros para hacer frente a "la crisis del siglo" y advirtió que la respuesta política global corre riesgo de crear una prolongada desaceleración deflacionaria. Sumando su voz a la de aquellos que atribuyen la crisis al modelo de libre comercio de Estados Unidos y Gran Bretaña, la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) dijo que se necesitaba una intervención pública considerable para evitar un mayor daño al sistema financiero o la economía real.

"El argumento fundamentalista del mercado contra un control más severo basado en el supuesto de que la disciplina del mercado puede monitorear más eficazmente el comportamiento de los bancos fue claramente desacreditado por esta crisis", dijo la UNCTAD en un informe.

La agencia propuso varios remedios regulatorios:

  • Reevaluar la función de las agencia calificadoras de riesgos, que han oscurecido más a los mercados en lugar de aumentar la transparencia.
  • Crear incentivos para instrumentos financieros más sencillos, poniendo fin a la postura regulatoria que favorece los productos financieros sofisticados pero de poca comprensión.
  • Limitar el deterioro del crédito vinculado a la securitización, dado que los bancos que venden créditos con rapidez están menos interesados en monitorear la calidad de los prestatarios. Una solución es obligar a los bancos a mantener en sus libros parte de los préstamos que conceden.

Implicaciones negativas

La UNCTAD dijo que las respuestas políticas globales fueron confusas, con los esfuerzos de Estados Unidos de reavivar su economía contrastando con medidas reactivas, e incluso contractivas, en otros grandes países.

El Banco Central Europeo está proveyendo liquidez pero mantiene una postura monetaria más dura en un momento en que la política fiscal permanece anclada por el pacto de estabilidad y crecimiento de la UE, describió el informe.

Los funcionarios de política monetaria han fracasado en comprender las implicancias totales de la aceleración del proceso de desapalancamiento de Estados Unidos -activos tóxicos depreciados, dólar débil y e incertidumbre de los estadounidenses, dijo la UNCTAD.

"Tales fuerzas han tenido tremendas implicancias negativas para el panorama económico del mundo en su conjunto", señaló el informe.

La UNCTAD dijo que los temores inflacionarios fueron equivocados.

"Los riesgos de una prolongada desaceleración económica o de una depresión son mucho más importantes, dado que la desaceleración reducirá aún mas los precios de las materias primas. Deflación, no inflación, puede ser en realidad el desafío económico más importante", dijo.

Sólo los Gobiernos o los bancos centrales pueden estabilizar los mercados cuando se ha perdido la confianza y los otros actores están recortando el gasto y limpiando sus hojas de balances a cualquier precio, señaló la UNCTAD.

"Los Gobiernos y los bancos centrales deben también reconocer que un mercado financiero moderno que busca retornos más y más altos basados sobre las expectativas de un constante incremento en los precios de ciertos sectores o ciertos activos es una bestia que debe ser domada antes de que cause un agudo daño y amenace a todo el sistema", concluyó el informe.

Ahora ve
No te pierdas