Banxico, bajo presión por el peso

Inversionistas esperan acciones del Banco de México para rescatar al peso de una rápida devalua la moneda mexicana ha perdido el 15% de su valor en lo que va de la semana.
Las compañías están tomando medidas de reducción de costos,
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La presión aumentaba el miércoles sobre el Banco Central mexicano para intervenir en el mercado cambiario y rescatar al peso de una rápida devaluación, que le ha costado el 15% de su valor sólo en lo que va de la semana. Los inversionistas esperan que el Banco Central haga algo pronto, y especulan con la posibilidad de que los encargados de la política monetaria reanuden un mecanismo para vender dólares de las reservas internacionales de México.

El mecanismo fue suspendido hasta nuevo aviso a partir de agosto pasado por la Comisión de Cambios.

"Esto es simplemente demasiado", dijo Rogelio Gallegos, quien participa en la administración de más de 3,000 millones de dólares principalmente en activos mexicanos, en la correduría Actinver-Lloyd en Ciudad de México.

"Seguramente harán algo hoy (...) para estabilizar las cosas", agregó.

El Banco de México (central) dijo a Reuters que no tenía comentarios sobre rumores en el mercado que dicen que la entidad ya está interviniendo.

Cualquier movimiento estaría en contra de la largamente manifestada aversión del Banco Central a intervenir en el mercado cambiario.

Pero el peso está sufriendo su peor paliza desde mediados de la década de 1990, cuando México sufrió la llamada "crisis del tequila".

La moneda mexicana caía un 6.9% el miércoles, a 13.04 por dólar.

"Todos en el mercado están pidiéndoles que se involucren, pero ellos no lo están haciendo", dijo un jugador del mercado en Ciudad de México, quien espera que el Banco Central comience a vender dólares pronto.

Hasta el momento, la única jugada pública del gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz, fue decir el martes a una radio local que las finanzas públicas del país están en orden.

Los encargados del Banco Central han citado la crisis del tequila -en la que la economía se desplomó tras un último intento fallido de las autoridades para impulsar al peso- como un ejemplo de por qué no se debe meter mano en el mercado cambiario.

El Banco Central de Brasil intervino el miércoles, vendiendo dólares en el mercado spot por primera vez desde marzo del 2003.

Cambios dramáticos en el valor de una moneda pueden crear caos en la economía de un país.

La inestabilidad, que complica los planes a futuro, puede desalentar la inversión. La rápida depreciación sube el costo de las importaciones y fomenta la inflación, aunque las exportaciones se vuelven más baratas en el extranjero, y por lo tanto, más competitivas.

Ahora ve
No te pierdas