Desempleo cede en Estados Unidos

El número de estadounidenses que solicitó subsidio por desempleo cayó en 20,000 la semana pasad al pasar el impacto de los huracanes, la cantidad bajó a 478,000 desde 498,000 la semana previa
WASHINGTON (CNN) -

El número de estadounidenses que solicitó subsidio por desempleo cayó en 20,000 la semana pasada, justo en línea con lo esperado, al ceder el impacto por el paso de los huracanes Gustav e Ike, dijo el jueves un informe del Gobierno. La cantidad de personas que pidió el beneficio por primera vez bajó a 478,000 en la semana terminada el 4 de octubre, desde una cifra revisada al alza de 498,000 en la semana anterior, según datos del Departamento de Trabajo.

Se trata de la menor lectura desde mediados de septiembre, aunque las solicitudes se mantienen en niveles que indican debilidad en el mercado laboral estadounidense.

Wall Street esperaba unas 478,000 solicitudes desde el dato previo de 497,000 pedidos para la semana previa.

"Se estima que los efectos del Huracán Gustav en Louisiana y los efectos del huracán Ike en Texas sumaron cerca de 17,000 solicitudes del total", dijo el Departamento de Trabajo en un comunicado. La semana anterior se había estimado que las tormentas habían engrosado las solicitudes en 45,000.

El promedio móvil de cuatro semanas, considerado más confiable porque suaviza la volatilidad, subió a 482,500 desde 474,250 en la semana previa, alcanzando su nivel más alto desde octubre del 2001.

Esta medida ha venido subiendo en forma sostenida, dado que el desplome del mercado inmobiliario enfrió el crecimiento económico y frenó el empleo.

En tanto, el número de personas que mantuvo el beneficio tras pedir una primera semana de ayuda subió en 56,000 a 3.659 millones en la semana al 27 de septiembre, el período más reciente para el cual hay datos, tocando su nivel más alto desde junio del 2003.

Los analistas esperaban que esta categoría rondara los 3.60 millones de solicitudes. Se trata de la semana número 24 en que los pedidos de subsidios se mantienen por encima de los tres millones, en una señal de que la desaceleración de la economía está haciendo más difícil conseguir un empleo.

Ahora ve
No te pierdas