México enfrentará un difícil 2009

El menor crecimiento económico se traducirá en 140,000 mdp menos, estimaron analistas; además una menor disponibilidad de crédito y remesas en niveles mínimos dañarán el consumo priv
La cartera vencida de los bancos sigue subiendo ante la cris  (Foto: )
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reducción desde un 2.4% a un 2.0% en la expectativa oficial de crecimiento de la economía mexicana para 2008 y de 3% a 1.8% en 2009 se traducirá en que el país crezca alrededor de 140,000 millones de pesos menos.

Adicionalmente, la menor disponibilidad de crédito y menores envíos de remesas desde Estados Unidos tendrán efectos negativos para la poblacióny para las empresas.

“Esa reducción tan sólo implica en pesos reales una caída de 35,000 millones de pesos en lo que es el crecimiento para 2008, y en una caída adicional de 107,000 millones de pesos en generación del Producto Interno Bruto (PIB) para lo que es 2009”, explicó el experto económico del  Tecnológico de Monterrey (ITESM), José Luis de la Cruz.

“La otra consecuencia grave que viene es que con una menor disponibilidad de crédito y con menores remesas, también se seca el consumo privado. Se te secan estas dos fuentes de crecimiento, que haciendo cuentas es 90% del PIB, entonces el impacto será mayor”, detalló por su parte el director de Análisis Económico de Ixe Grupo Financiero, Luis Flores.

Las perspectivas de crecimiento económico para México se modificaron recientemente, dejando 2008 en un 2.0%, desde el 2.4% previsto anteriormente, mientras que 2009 crecerá un 1.8% dejando atrás la meta de 3%.

Con esta nueva proyección, las autoridades reflejan su preocupación por los efectos para el país ante la crisis financiera internacional, que venía negando en meses recientes mencionando que México estaba ‘blindado’ para enfrentarla.

El gobierno mexicano lanzó un plan de acción en contra de la crisis de Estados Unidos donde se prevé aumentar el gasto en infraestructura, acelerar los procesos de licitaciones, refinanciar los Pidiregas (contratos de obra que se pagan una vez terminada), construcción de una nueva refinería y un programa extraordinario para pequeñas y medianas empresas.

“Se anuncia un programa de infraestructura que en esencia es de 53,000 millones de pesos de lo que están programando, en donde es un buen reconocimiento de que se necesita conservar los programas que darán crecimiento al mediano y largo plazo”, detalló De la Cruz.

“Lo que se ha anunciado en cuanto a los planes de infraestructura y los nuevos programas de alivio, no serán más que un paliativo para tratar de reducir los efectos negativos sobre el empleo”, dijo Flores.

La tasa de desempleo abierto quedó en 4.15% en agosto, el mismo nivel del mes previo, su mayor nivel en más de tres años, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Ahora ve
No te pierdas